Sin categoría

Gafas nuevas

Hola amigos,

Continuamos la trayectoria por esta fase, con el tratamiento de quimioterapia en pastillas de nuevo a pleno rendimiento, y ya estos días sin grandes sobresaltos (aunque el dolor del costado ha vuelto a aparecer). Os dejaba en mi último post con problemas digestivos achacados al hígado. Gracias a Dios aquello pasó, aunque con una sorpresa: el análisis de heces que me realicé dictaminó que lo que había sufrido fue una… salmonelosis 🙂 Sinceramente, yo respiré aliviado al comprobar que no ocurría nada más grave debido al tratamiento o a la evolución de la enfermedad. Bendita salmonelosis, me dijo más de un amigo…

Unicaja ha hecho una campaña con sus abonados facilitando la adquisición de un nuevo par de gafas por un módico precio. Ayer pasé a por mis gafas nuevas. Aunque son de la misma graduación que las anteriores, durante estos días de espera la verdad es que tenía ilusión por recogerlas.

Desde pequeño, he considerado que las gafas no eran simplemente un objeto transparente para poder ver mejor. Cada persona, configurada con sus talentos, sus virtudes, sus miedos, sus temores… tiene una forma de ver el mundo, sus circunstancias (algunas de ellas inevitables) y sus acontecimientos cotidianos.

Se acercan las Navidades, el final del año, y es inevitable echar la vista atrás. Un año 2018 lleno de PETs, indicadores de recaídas, incertidumbres, dolores en el costado, tratamientos de radioterapia y quimioterapia periódicos… Datos objetivos que invitan a la decepción, a la queja o al pesimismo. Nada mejora, nada cambia… Sin embargo este año también ha sido el de las charlas en los colegios e institutos. El de la colaboración con Soles de Málaga, en Catequésis de Padres o con mi querido Coro de San Miguel. El año de la Primera Comunión de Marta. El del primer viaje familiar desde que comencé con la leucemia. El de la carrera solidaria del Vamos Gabi Team… Considerando esta perspectiva, parecería que ha sido un año intenso, emocionante, especial y único.

El paso del tiempo y las múltiples circunstancias extremas vividas me han hecho simplificar la lectura de lo que acontece. Hace ya mucho que no merece la pena perder el tiempo en buscar respuestas a las preguntas que no la tienen, o culpables de algo que nadie tiene. Tuve que acostumbrarme a pasar de una vida planificada a otra donde las cosas podían cambiar radicalmente de un día para el siguiente. Cada día es un regalo y una gran oportunidad de contribuir al maravilloso proyecto del amor. Se puede estar enfermo y seguir siendo el Gabi ilusionado y apasionado en todo lo que se propone. Me emociona ver a mis hijos crecer cada día. Y me toca el alma una mirada sincera, un apretón de manos solidario o un abrazo de esos que duran más de 6 segundos. Cuando llega el miedo (porque llega), se destierra sabiendo que por encima de todo tenemos un Dios que, aunque a veces no entendamos, nos ama con locura. Y que somos parte de Su plan perfecto. Así, ese “yo confío” con el que concluye cada post de este blog cobra sentido pleno.

Con estas gafas son con las que veo la vida. Algunos pueden pensar que son un modelo de gafas demasiado atrevido, otros quizá un modelo cursi, o simplón. Incluso acepto quien diga que hay que estar un punto loco para caminar con esta forma de estar en el mundo. Con estas gafas no busco aprobación colectiva, ni siquiera que me piropeen. Son unas gafas que han ido fabricándose a través de las íntimas e intensas experiencias vividas: algunas en soledad, otras con personas especiales que han marcado la graduación de estas las lentes, otras en un diálogo cara a cara con Jesús. Éstas, en definitiva, son las gafas con las que se puede leer más nítidamente el mapa de la curación.

El próximo día 31 de Diciembre será mi cumpleaños, 43 para ser más exactos. Por la fecha tan “extraña”, típicamente siempre ha pasado desapercibido entre los festejos de Nochevieja y año nuevo. Este año me gustaría que celebrásemos mi cumpleaños ayudando a los que pasan por lo que yo. Investigando para poder curarnos. Conectando a los pacientes con los donantes. Con vuestro donativo a la Fundación Josep Carreras contra la leucemia regalaréis vida en vida.

Los que queráis colaborar (con total libertad) y tengáis cuenta de Facebook, podéis hacerlo directamente desde este enlace: https://www.facebook.com/donate/2240212456234756/?fundraiser_source=external_url

Y si no tenéis cuenta de Facebook o preferís otra opción, podéis contactarme por email en curaciondegabi@outlook.com y estudiaremos la mejor manera de hacerlo posible.

Espero y deseo de corazón que paséis todos una muy feliz Navidad en compañía de vuestros seres queridos.

Un abrazo. Yo confío. ¡¡¡Vamooosss!!!

P.D: Ayer leí una frase que puede dar sentido a alguna de esas preguntas sin respuestas. “El dolor es el megáfono que Dios utiliza para despertar a un mundo de sordos”. No podremos evitar el dolor, tampoco podemos evitar el impacto a quienes nos rodean, pero sí somos absolutamente responsables de elegir qué melodía queremos que ese megáfono haga sonar. Una responsabilidad que define qué graduación quieres usar en tus gafas. De ti depende.

Anuncios

7 replies »

  1. A ver si Sus Majestades, los Reyes Magos de Oriente, reparten unas cuantas gafas del mismo modelo que las tuyas… para que otros puedan ver su vida, a veces llena de dolor, con esas mismas gafas… Un besazo y FELIZ NAVIDAD…

    Me gusta

  2. …personales e intransferibles y un poco… yo diría…entre el azul profundo del amanecer y el violeta incierto de las nubes al caer la tarde en nuestras bellísimas puestas de sol malagueñas. No, no son cursis ni nunca podrían serlas cuando han sido diseñadas y calibradas con el dolor intenso, el temor callado, que no miedo, a lo desconocido y con momentos de absoluta certeza de que Dios existe y convencimiento pleno de que nos ama, especialmente a ti, gran amigo Gabi.
    Parecidas a esas tuyas, es seguro que las hay porque sois muchos los santos que aún pisáis estas tierras en las que cada uno intenta mirarlas de la mejor, y a veces equivocada, forma posible . De vosotros aprendemos a cambiar esa mirada por otra más elevada que, al menos, sea siquiera reflejo de esos bellos colores con los que adornáis las vuestras.
    Te deseo, querido Gabi, no solo una muy Feliz Navidad sino también que este nuevo año sea el definitivo para que esos colores de tus gafas de hoy se tornen en brillantes y relucientes como así sea tu victoria en esa batalla contra tu enfermedad. Yo también confío, como todos . Un abrazo a reloj parado. Ramón

    Me gusta

  3. Te deseo que disfrutes de estas fiestas con quienes más quieres.
    En la vida siempre puede haber un cambio radical de un día para otro; a veces sólo cosas como esta enfermedad nos hacen plenamente conscientes de ello.
    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  4. Feliz Navidad Gabi!!! Qué buenísima reflexión, como todas las tuyas, que nos da una perspectiva diferente de los acontecimientos. Mirar de cerca y a la vez más allá o más profundamente, requiere usar unas gafas de lentes progresivas. Es el progreso que vemos en tu mirada y enfoque del proceso de curación en cada nueva entrada. Gracias por todas y cada una de ellas que siempre nos aportan un ajuste en el objetivo de nuestras vidas. Te deseamos que este proceso llegue pronto a feliz término, que sigas creciendo en la fe y la esperanza y que todo el dolor de estos años que vas transformado en frutos de alegría y gratitud lo recojas multiplicado para tu bien y el de muchas otras personas. Un abrazo para toda la familia. Confiamos!!!!!! ✌✌✌

    Le gusta a 1 persona

  5. Gabi FELIZ 43 cumpleaños!!!! Que la Sagrada Familia te siga protegiendo otros tantos, se lo pedimos de corazón con Fe y Esperanza.
    2019 será seguro el año de tu nueva y milagrosa recuperación, que le des la bienvenida disfrutando en familia !!!
    Un fuerte abrazo de toda mi familia para todos vosotros

    Me gusta

  6. FELIZ 2019 Gabi¡¡¡¡¡¡¡espero que venga lleno de buenas noticias y esas gafas magnificas que tu tienes deberian ponernoslas a todos para que podamos crecer y aprender del generoso ejemplo que nos das siempre.

    Yo ya soy fan tuya, por eso sigo tu blog pero tengo que reconocer publicamente que todas las veces que he leido alguno de tus post, todas ….he aprendido algo; y de esos algos aprendidos lo que más valoro es la forma que tienes de ver siempre el lado positivo a las situaciones, tu fortaleza personal.

    Por eso se que puedes…que Vamossss hacia adelante siempre.
    Espero que hayas disfrutado muchísimo de estas fiestas con Reme y los chicos.y yo tb. digo bendita salmonelosis.

    Un abrazo.

    Marga

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s