Sin categoría

Si todo fuera normal… desde este año

Si todo fuera normal, ahora estaríamos preparando nuestro traje para la fiesta de Nochevieja. Quizá consistiría en una gran y ruidosa reunión de amigos, un ineludible encuentro con el cuñado que va siempre de sobrado, o la tradicional “primada” de todos los años.

Si todo fuera normal, el día transcurriría con la gente envuelta en preparativos, peluquerías, adornos… pasando las horas rápidamente, y estaría quejándome de que apenas se presta atención a la celebración de mi cumpleaños (que precisamente es el 31 de diciembre) porque dan las 23:30 y, ni he soplado las velas, ni nadie me ha dado aún ningún regalo.

Si todo fuera normal, encenderíamos la tele en casa de mis padres faltando diez minutos para las campanadas, y veríamos una Puerta del Sol repleta de gente. Repartiríamos rápidamente el cotillón entre mis hermanos y los niños, y nos reiríamos viendo cómo alguien se atraganta en la uva sexta.

Si todo fuera normal, tomaríamos las doce uvas de la suerte deseando mejorar la situación en el trabajo, haciéndonos el propósito de dedicar más tiempo a la familia, o puede que planificando ese viaje maravilloso a un lugar paradisíaco para el que tanto habíamos estado ahorrando.

Si todo fuera normal, tras las campanadas nos abrazaríamos y besaríamos todos con fuerza. Y comenzarían a sonar los fuegos artificiales caseros preparados por nuestros vecinos. Aprovecharíamos para compartir los cotidianos deseos de felicidad, prosperidad y salud…

Quizá para vosotros, queridos lectores, este final de año 2020 es anormal. Distinto. Extraño. Inesperado. Creedme, amigos, conozco perfectamente esa sensación, porque exactamente así son para mí los finales de año desde aquel fatídico 2015 donde la leucemia irrumpió en mi vida.

Desde ese año, mi cumpleaños, el 31 de Diciembre, se ha convertido en un canto de agradecimiento al regalo de la VIDA, que comienza dando gracias al Señor por poder despertarme en mi casa y no en la dura e incómoda cama del hospital.

Desde ese año la tradicional tarta de cumpleaños de nata con nueces, o de esponjoso bizcocho con mouse de chocolate sabe incluso más rica, por tantos dulces de los que me he tenido que privar por la diabetes heredada en este proceso.

Desde ese año no tomo las uvas de la suerte, sino que observo detenidamente las caras de cada uno de los presentes y ausentes… ellos están conmigo y siguen marcando mi vida. Y pienso con cada uva en aquellos que sufren como yo y que ahora tienen nombre: “Dong” – Silvia -, “Dong” – Ana – , “Dong” – Javier -, “Dong” -Lucía-,…

Desde ese año el sonido de las doce campanadas se mezcla con el pitido constante que brota de mis dos maltrechos oídos… y doy gracias a Dios por poder, aún con ellos, seguir escuchando las preciosas risas de mis hijos. Incluso me atrevo a participar en tertulias radiofónicas, seguir dando mis charlas online, cantar en mi querido Coro de San Miguel e incluso mezclar grabaciones.

Desde ese año ya no importan ni el lugar, ni el menú, ni los trajes, ni los adornos… sino… simplemente… la felicidad por estar.

Queridos amigos: feliz año nuevo. Ojalá transformemos nuestros “si todo fuera normal…” con los que vamos a convivir este fin de año, en “desde este año” para aprender y valorar aquello que, a pesar de todo, sí tenemos y disfrutamos.

Un abrazo. Yo confío. ¡¡¡Vamooosss!!!

8 replies »

  1. Querido y admirado Gabi, no se puede explicar mejor, que maravilla que pongas en palabras eso que yo también siento de algún modo. Que regalo contar con tu entusiasmo, ejemplo y agradecimiento. Mi prima me mandó rosquillos y los comimos a tu salud. Siempre en mi corazón, bendito seas🙅🏻‍♀️⭐️❤️

    Le gusta a 1 persona

  2. Mi gran amigo Gabi, sabes cuanto te admiro y comparto contigo esa manera de ver y disfrutar la vida, que es maravillosa desde que sale el sol cada día.
    Te adoro amigo.
    Felicidades!!! 🎂por tu cumpleaños a seguir sumamdo inolvidables momentos junto a tu maravillosa familia ❤😘😘

    Le gusta a 1 persona

  3. Gracias Gabi por tus palabras que nos llenan de optimismo. Cumpleaños feliz. Que cumplas muchísimos más, y yo que los vea casi todos. Un fuerte abrazo, y que Dios siga bendiciendo a esa linda familia

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .