Sin categoría

La magia de las Mesenquimales

Hola amigos,

Los días pasan volando en esta ya estancia prolongada en casa, que nos llena a todos de ilusiones renovadas y de nuevas esperanzas hacia la mejoría tras el impacto del EICH en las diferentes facetas de mi salud.

Hasta ahora, hemos andado preocupados en que el EICH no volviese a aparecer. Los niveles de inmunosupresión y de medicación en general siguen siendo altos para conseguirlo. A pesar de ello una primera buenísima noticia es que la presencia porcentual de células de mi hermano sigue siendo ultramayoritaria (99,998%), lo cual hace que la enfermedad original esté detenida. Por otra parte, y de nuevo a pesar de la medicación, los niveles de hemoglobina, plaquetas y defensas en sangre son muy buenos, y el número de transfusiones se ha rebajado bastante. Y no ha habido gracias a Dios infecciones por el camino. Señales de que muchas cosas están funcionando a nuestro favor.

Los efectos del EICH siguen acompañándonos; aunque esta última semana siento que las cosas van a mejor. Estadísticamente, hemos logrado detener la pérdida de peso semanal, y parece que el cambio de tendencia comienza a producirse, aunque la absorción de proteínas está todavía por debajo de lo normal en una persona adulta. El hígado sigue afectado con algunos marcadores 10 veces por encima de sus valores normales.

Aún así, cuando uno lleva tantos días seguidos navegando estas aguas, empieza a reconocer las tendencias en su propio cuerpo antes de verlas reflejadas en papeles y analíticas. Son los llamados “intangibles”. Y creedme, amigos, de una semana para acá las cosas están cambiando a pasos agigantados: el apetito se ha abierto a niveles de cuando estaba sano y comía abundante y rápido, las ganas de hacer cosas vuelven a re-arrancar y la vitalidad y salubridad aumentan a cada momento. Mi cuerpo comienza a sincronizarse con el ritmo alto que mi cabeza llevaba marcando hace ya un par de semanas, y todo vuelve a coordinarse… 🙂

A ello ha podido contribuir una nueva línea de tratamiento que iniciamos el viernes pasado. Se trata de utilizar células madre mesenquimales. Estas células, específicas de cada tejido, se pueden obtener in vitro y además de contribuir a la regeneración de dichos tejidos, son capaces de modular la respuesta inmune de los mismos, contribuyendo a disminuir la enfermedad ingerto contra huesped (EICH).

El tratamiento son cuatro sesiones de las cuales ya hemos realizado dos, siendo las dos siguientes los dos próximos lunes. Y los efectos se van sintiendo de manera paulatina (cada enfermo va experimentando diferentes efectos positivos, desde ninguno hasta la regeneración intestinal, la mejora del EICH hepático, etc.), siendo los riesgos del tratamiento muy pequeños por no decir nulos.

De nuevo, la magia de la medicina vuelve a aparecer ante nuestros ojos. Me parecen sorprendentes, mientras más leo acerca del tema, los avances realizados en este campo; comparado con la “sencillez” de la inyección de unas pocas células a través de mi catéter. Cuántas horas de estudio y de laboratorio… Agradezco a Dios por iluminar las mentes de nuestros investigadores. Y espero que siempre valoremos todo ese trabajo muchas veces altruista.

Sinceramente, me encanta que esta sensación de avanzar que estoy experimentando estos días coincida con el nuevo tratamiento. Significa por una parte que el atasco no iba a durar para siempre, y por otra parte que en las dos sesiones que quedan deberíamos ver aún más y mejores efectos. El objetivo de los doctores sería llegar a un nivel de mejoría que permitiera reducir inmunosupresión, para así volver a equilibrar mi cuerpo sin necesidad de ayuda externa. Mientras nos queda una larga travesía por delante, pero avanzando 🙂

De momento el barco aumenta su velocidad en esta travesía, amigos. Así que sigamos remando todos juntos, rezando a nuestra Buena Madre, y poniendo siempre una sonrisa cada mañana ante la aventura y el regalo de cada nuevo día. Os siento a todos muy cerca, os agradezco vuestros mensajes, y os mando un abrazo con todo mi cariño. Yo Confío. ¡¡¡VAMOOOSSS!!!

P.D: Un poquito más de detalle sobre las células mesenquimales en estos artículos. [1] [2]

Anuncios

Categorías:Sin categoría

25 replies »

  1. Querido vecino: Nos alegramos muchísimo de los avances positivos que nos cuentas. Pedimos a Dios que siga ayudándote. Un fuerte abrazo

    Me gusta

  2. Cuanto nos alegramos!!! A partir de ahora en vez de preocuparnos cuando no tenemos noticias pensaremos que estás ocupados en tu maravillosa recuperación.
    Las células madres es el Nuevo Mundo en la medicina, a mi me salvaron mi cadera.
    !!! Os queremos!!! Muchos besos para Reme y para ti

    Le gusta a 1 persona

  3. Ay querido Gabi…qué alegria mas grande me has dado hoy con tu post. Me has alegrado la mañana….porque trasmites tu buen ánimo , y tu alegria . Esto ya se va superando .
    Gracias por seguir escribiendo Gabi. Un beso muy muy fuerte para ti y para tu Reme.
    Vamossss..!!!!!

    Le gusta a 1 persona

  4. Grandes noticias! Que Dios bendiga a Consuelo del Cañizo y a tantas personas que hacen un trabajo de investigación “en la sombra” y normalmente poco reconocido o valorado. Porque el diálogo fe-ciencia es posible y no excluyente como ya decía Pedro Poveda. Gracias por contagiarnos Gabi de esas buenas vibraciones. Pero esta entrada no estaría completa sin un VAMOOOOOOS!

    Le gusta a 1 persona

  5. Que bueno Gabi!!!, que el barco vaya enderezando su rumbo, rezamos para que tenga buen tiempo, y de acercarse algún temporal, estamos seguro que lo sabrá capear. Vayamos Gabi. El Prendimiento nos espera.

    Le gusta a 1 persona

  6. Cuanto me alegro Gabi! !! Ya me dijo Juan que te vio con muy bien aspecto y más recuperado . Como me gustan tus buenas noticias. Ánimo Gabi 💪💪.
    Un besazo muy fuerte para ti y por supuesto otro para Reme . 😙😙😙😙
    VAMOSSSSSS!!!

    Le gusta a 1 persona

  7. Pues qué alegría más grande!!! Eso de saber que tu barco coge ritmo de crucero y que la montaña rusa llega a terrenos más planos es una alegría. Pero ya sabes que todavía no toca “bajar” un piñón… Coge fuerzas y espera tu momento para “atacar”. Este Dios que está SIEMPRE con nosotros y que nos lleva cogidos con fuerza, no nos deja en ningún momento, ni en los buenos, ni en los malos. Nos lleva y punto. Por eso confiamos y por eso VAMOSSSSSSS!!!!!

    Le gusta a 1 persona

  8. Nos acordamos de vosotros, Gabi y Reme; Reme y Gabi. Os mandamos todo nuestro ánimo y cariño. Seguimos rezando para que ya quede muy poco para la curación definitiva. Muchos besos y buen fin de semana para todos!!! Vamossss!!

    Me gusta

  9. Esto ya va viento en popa y a toda vela. Seguimos rezando.
    Este año te voy a echar de menos recogiendo los dorsales de la carrera de Entreculturas que es este domingo. El año que viene viene no tienes excusa.
    Un abrazo fuerte.

    Le gusta a 1 persona

    • Ay Ale!!! Mira que he recordado veces esa carrera porque la hice a buen ritmo y no tenía ni síntomas de la enfermedad… Cómo en solo cuatro meses cambiaron las tornas… Pero ahí está el reto de terminar de curarme y participar en la del año que viene 😊😊😊 un abrazo

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s