Fe

1000 días de Esperanza

Hola amigos,

Transcurre la primavera, con un clima que no termina de arrancar en calor pero cuya luz anuncia la próxima llegada del verano. Mi primavera ha estado llena de actividad. Hay mucho que contar, y aún muchos más kilos de puro sentimiento acumulado en mi corazón.

El Señor se sirve a veces de pequeñas señales para mostrarte el camino a seguir. Y así, me tuve que encontrar accidentalmente dos veces a mi amiga Rocío González en el Mercadona (cuando creo que lo he pisado tres en estos meses) para saber a qué dedicaría mi tiempo durante el mes de Abril. El movimiento Soles de Málaga, de la Fundación el Pimpi, me abría sus puertas para colaborar anunciando la llegada del Festival Solidario el 28 de Abril a los más jóvenes. Muchos sabéis que me encanta hacer presentaciones en público, y así puse a disposición de las 11 ONGs participantes mi humilde voz y toda mi energía. Sin duda acabé el mes exhausto, pero una vez más recibí mucho más que di. El evento fue todo un éxito, y más allá de las cifras, la actividad con las ONGs me insufló un soplo de aire fresco. Terminado el mes, me di cuenta que estaba más vivo que al inicio del mismo. Y encima, habiendo conocido y encontrado maravillosas personas: María, la Hermana Pilar, Miriam, Macarena, Javier, Bea, Nuria, Nuala… Personas que dan su vida por los que sufren. Gratis. Y que trabajan sin descanso por realidades sociales que están más cerca de lo que creemos. Os invito, queridos amigos, a que las conozcáis de cerca.

Gracias, querida Rocío, por confiar en mí a pesar de mis limitadas condiciones. Por no ponerme límites. Por comprenderme cuando no pude dar más, y por apoyarme cada día con tus llamadas y tus audios cuando faltaban las fuerzas. Trabajar para ti, para esas ONGs, ha supuesto sacarme de la “cueva”, de lo escondido, de lo oculto, y permitirme ser catalizador para que esas ONGs brillen como nuestro sol de Málaga.

Esas charlas también se han repetido y extendido por algunos institutos malagueños para hablar de mi experiencia alrededor de la enfermedad, y animar a los más jóvenes a que se hagan donantes de médula. En ellas, abro mi corazón para contar experiencias. No consejos. No lecciones. Simplemente, mi experiencia. Con mensajes nítidos y sencillos. ¿Qué es la enfermedad, y qué es la curación? ¿Valoramos la vida y lo que se nos da regalado? ¿Cuáles son nuestros pilares? ¿En qué gastamos nuestra energía vital? ¿Dónde está Dios en este infierno? Me gustaría que todos vosotros, queridos seguidores del blog, pudierais asistir alguna vez a estas sesiones. No tanto por escucharme, sino por poder daros las gracias en persona por el bien que me hacéis por el mero hecho de interesaros por mí a través de estas páginas.

Como consecuencia de una de mis charlas, un alumno tomó la iniciativa de seguir mi sugerencia de dar un abrazo a la primera persona que le abriese la puerta en casa, sin decir nada. Os dejo una foto con su experiencia: nada más por esto, mereció la pena mi sesión con los jóvenes…

El día 20 de Mayo tuvimos el honor y la dicha de poder asistir a la comunión de nuestra hija Marta. El valor de simplemente ESTAR. El recuerdo constante y emocionado hacia mi padre… pues era “su princesa” la que recibía a Jesús. La posibilidad de CELEBRAR, en todo su amplio espectro. Celebrar para mi no era derrochar, ni buscar grandes distracciones. Significó estar rodeado de las personas a las que quería ver felices por primera vez en mucho tiempo. Esas personas que ya forman parte de nosotros, cual familia. En muchos momentos de ese día, mi alimento fue pasar inadvertido y observar. Ver caras felices. Despreocupadas por mis dolencias, y centradas en disfrutar. Llenas de profunda alegría. Riendo. Bailando. Cantando. Sin más. ¿Y es que hace falta más? Y ante todo, Marta. Mi querida Marta. Quizá la que más ha sufrido en esta travesía, en silencio. Marta, la que me esperaba impaciente en la casa del árbol durante mis ausencias para jugar a su juego favorito. La que perdió el rumbo al faltarle sus referentes en un horrendo mes de Febrero de 2017. La que siempre levanta la mano ilusionada cuando ahora digo “¿quién quiere venir conmigo a…?”, y da igual el sitio. ¡Ay, querida Marta! Eres motivación en mi caminar por esta travesía no elegida ni deseada. No podré haberte evitado tanto sufrimiento injusto, pero sí intento e intentaré vivir a tu lado momentos íntimos maravillosos que siempre recuerdes por encima de los otros.

Titulo la entrada de hoy “1000 días de Esperanza”. El pasado 11 de Mayo se cumplió el día 1000 de mi trasplante de médula. ¿Recordáis aquel día 0? Han pasado tantas cosas desde entonces… Me dicen los expertos que ya soy un superviviente. Que desgraciadamente no quedan muchos vivos con mi trayectoria de trasplante, EICH y recaída. Ante estos datos, solo puedo dar las gracias a Dios, y ser un digno portador de esperanza para otros enfermos. Por los que me precedieron, y por los que vienen detrás.

Muchos me preguntan de dónde viene mi fuerza. Mi respuesta, la de Gabi, está en la fe y la confianza. Yo nací el 14 de Agosto de 2015. Estaba muerto, y aquel día renací. Y desde ese día, mi vida solo tiene un dueño: el Señor. En realidad, siempre fue de Él, pero quizá no era tan consciente como ahora. Y para Él y su bendita misión sigo vivo. Con mis fallos, con mis limitaciones. Pero con un rumbo nítido. Y con referentes claros. Personas humanas que también dijeron ese “SÍ” constante. Como su Madre, la Virgen. Ella me ha acompañado estos 1000 días en muy diversas circunstancias. Ella ilumina el camino de sanación de mi cuerpo y de mi alma. Ella es la amiga cercana que enjuga mis dolores y lágrimas con su pañuelo. Un pañuelo de Esperanza, que vino a mi habitación de aislamiento justo antes de mi trasplante, y que sigue a mi lado. Y decidí que los 1000 días eran un buen momento para cumplir con la tradición, y entregarle otro pañuelo a la Virgen para que un enfermo anónimo como yo pueda continuar confiando, iluminado por su divina Esperanza. ¡Oh Madre! Gracias por estos mil días, gracias por no abandonarme nunca y por seguir a mi lado coloreando de verde mi tortuoso sendero de incertidumbre cada mañana. ¡Bendita seas, Madre de la Esperanza!

Termino mi entrada de hoy con el resultado de mi último PET. Revela que las lesiones que había en la espalda, las caderas y el glúteo han desaparecido (milagrosamente) por completo. No queda rastro de ellas. Es una grandísima noticia. Sin embargo, queda una lesión en el costado izquierdo que ha aumentado en tamaño y el intensidad de forma apreciable. Es una preocupante noticia.

El camino continúa médicamente con sesiones planificadas de radioterapia, que tendrán lugar en las próximas semanas. Me encuentro algo triste por el resultado, pues la movilidad, vitalidad y energía que ahora mismo tengo me hacían ilusionarme con un diagnóstico aún mejor. Sin embargo, la tristeza no afecta un ápice a mi confianza ni mi esperanza. Todos estos sentimientos son compatibles. No pienso detener mi esfuerzo por mejorar esa vitalidad. Por seguir dándome a los demás a través de lo que los demás necesiten. Al servicio del Reino.

Os vuelvo a dar las gracias por vuestra oraciones y vuestro interés. Sé que cuento con todo vuestro empuje. Yo estaré como siempre a la cabeza, cargando con el peso, pero sin duda con vosotros es más llevadero. Deseo que nadie decida apartarse ni olvidarme. Todos somos necesarios, y cada uno tiene virtudes únicas que puede y tiene que seguir aportando, con valentía, sin esconderse ni ponerse de perfil.

Por muchos días más allá de estos 1000, llenos de Esperanza. Un abrazo. Yo confío. ¡¡¡Vamooosss!!!

Anuncios

Categorías:Fe, Vivencias personales

30 replies »

  1. GABI, no sabes cómo me alegro de saber de ti, llevaba semanas pensando que si el silencio era bueno o malo … aunque me inclinaba a pensar que era bueno. Rocio y Lorenas son seres extraordinarios, las conozco desde pequeñas y tienen esa esencia de amor con la que solo se nace, de verdad, es un Don De Dios …. son vecinas, o mejor dicho, nuestros padres son vecinos desde …… hace mucho, casi desde que tengo uso de razón. Gracias por compartir con nosotros tu experiencia de vida porque nos hace valorar lo que tenemos aún más. Vamooooos que tú puedes. Besazo de Belén y Antonio Urbaneja❤️❤️❤️❤️

    Le gusta a 1 persona

  2. Cuando uno pìensa que tiene FÉ y se compara contigo se da cuenta de que realmente, en nuestra vida lo que tenemos es fé (así con minúscula y pequeñita)… !vamos… que ni mencionarlo¡
    Las lecturas de tu blog dan envida por esa Fé que transmites y la esperanza que pones en la vida para vivirla junto a los tuyos.
    Gracias por transmitírnosla, mas que muchos predicadores con sus palabras huecas y biensonantes , por que la tuya sale del corazón.
    Un abrazo
    Luis Mendez

    Le gusta a 1 persona

    • Gracias Luis. Recibí tu email finalmente (no en mi móvil donde los leo habitualmente sino inexplicablemente en el ordenador pasado un tiempo) y te agradezco todas tus oraciones y tu cariño. Un abrazo enorme.

      Me gusta

  3. Vamooos Gabi!! 💪🏼 Con tu FE y ese buen ánimo das un ejemplo de superación increíble a todos. Gracias por compartir tanto. Un fuerte abrazo.
    Marina.

    Me gusta

  4. Ánimo Gabi!!!!…. Doy gracias contigo a Dios por todo lo vivido últimamente… He ido sabiendo algunas cosas por mamá y disfruté viendo las fotos de la Comunión de Marta. Tu padre habra disfrutado también, como estoy segura de que el mío lo ha hecho con las Comuniones de sus tres nietos y con sus vidas, incluso las de Clara y Gerardo a los que no llegó a conocer aquí… pero a los que, sin duda, conoce mucho mejor que nosotros.

    Rezo por las “novedades” y confiamos en Quien nos ha amado hasta el extremo.

    Un abrazo enorme y besos a toda la familia.

    Le gusta a 1 persona

  5. Vamooooosssss Gabi!!! Cuando superes esto me encantaría que vinieras a Lanzarote a hablar con mis alumnos…… sería un regalo para ellos mil veces mejor que cualquiera de mis clases…. rezamos por ti y no te olvidamos aunque estemos tan lejos 😘😘❤💕💓💖

    Le gusta a 1 persona

  6. Imagino que como todo esperábamos ansiosos esta nueva entrada en tu/nuestro blog. Excelente como siempre y lleno de esperanza. Felicidades a Marta y adelante con este pequeño repecho que tenemos que afrontar. Vamooooooos.

    Le gusta a 1 persona

  7. ¡GUAPOOOSSSSS Enhorabuena!!!.Que mayor se ve Marta.Parece que fue ayer cuando deciamos que era igualita a Gabi. Seguimos teniendoos presentes en nuestras oraciones y de nuevo, gracias Gabi por tu testimonio de fe,no tienes ni idea el bien que nos haces. Un fuerte abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  8. Gabi, que fácilmente nos haces intuir esa INTENSIDAD VITAL que te está acompańando en todos los acontecimientos de ésta, tu nueva e ilusionante ETAPA!!!! Cómo vamos a olvidar ni abandonar este FANTASTICO VIAJE que iniciamos , tiempo ha, contigo!!!! SIEMPRE leemos todas tus entradas aunque no siempre participemos con escritos!!! Animo y un gran abrazo!!!! VAMOOOSS!!!!!!!

    Le gusta a 1 persona

  9. “….Estaba muerto, y aquel día renací. Y desde ese día, mi vida solo tiene un dueño: el Señor. En realidad, siempre fue de Él, pero quizá no era tan consciente como ahora. Y para Él y su bendita misión sigo vivo.”…
    “Quien a Dios tiene, nada le falta…” Alégrate, pues eres uno de sus elegidos.Y su bendita misión, querido Gabi, es que emprendas de nuevo la lucha, por ti y, como tú mismo dices, “para seguir siendo un digno portador de esperanza para otros enfermos. Por los que me precedieron, y por los que vienen detrás.”, y, permíteme completar tu frase, “para enseñarnos a cuantos te conocemos y seguimos tu odisea a reforzar nuestra fe y nunca dejar de tener esperanzas”. ¡Mucho ánimo y adelante! Nunca te sientas solo; tu familia está contigo y todos nosotros te acompañamos.
    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  10. Gracias Gabi una vez mas, por compartir esas vivencias, Últimamente he estado confiada y desconectada
    Volvemos a conectar y la fuerza de la oración continuará haciendo milagros
    Seguimos confiando
    Un abrazo de toda mi familia, contáis con nuestro cariño.

    Le gusta a 1 persona

  11. Que alegria leerte, siempre transmitiendo esa FE, ese amor por VIVIR la vida y no pasar de puntillas por ella, me encantaría ir un día a una de tus sesiones, ahora que estaremos por allí espero poder ir a una pronto.

    Marta está a preciosa, radiante junto a su padre en un día tan especial

    A por los siguientes 1000 días!! Nosotros seguiremos contigo, con nuestras oraciones, nuestro apoyo, nuestro cariño!!! YO CONFÍO!!
    Vamosss!!

    Le gusta a 1 persona

  12. Vamoooos Gabi!!! Seguimos con total confianza, no te puedes hacer una idea de cuánta esperanza nos insuflan tus entradas no sólo en tu total curación sino en las realidades de enfermedad que tenemos en nuestro entorno más cercano. Un fuerte abrazo para ti y para tu hermosa familia!!

    Le gusta a 1 persona

  13. Gabi muchísimos abrazos y ánimos! Estas llegando tan lejos en tu largo caminar y además ahora compartiendo y colaborando con gente que dedica su vida a los demás. Eres un único! Me ha encantado el “experimento del abrazo” A seguir luchando con esa fuerza y entereza que te caracteriza. Vamos a por otros 1000 más, luego a por otros 1000 más, a por otros 1000,… Un fuerte abrazo!!!! Vamossss!!!

    Le gusta a 1 persona

  14. Querido Gabi, una alegria volver a comprobar que el avance es satisfactorio, una primavera esplendida por lo que he leido, y una niña preciosa, que bonita es la celebración de la comunión y que guapos todos los niños tan emocionados…felicita a Marta de mi parte y espero que haya pasado un dia inolvidable.Felicidades a Reme y a ti tambien, porque la primera comunión de un hijo siempre es un momento mágico, especial.

    Me encantó el experimiento del abrazo, el afecto siempre auna fuerzas, une , acerca…buen experimento.
    Ya he visto que estás en un momento muy bueno, si las fotos no están trucadas..jajajaja..se te ve estupendo muy recuperado y ya he leido que con muchas ganas de hacer cosas y todas buenas, disfrutalas, hay que seguir avanzando, caminando y todo lo que ocurra a lo largo del camino tenemos que disfrutarlo y vivirlo; seguro que has sido un ponente estupendo y no me sorprende que hayas tenido éxito, siempre aportas y eso se nota, enhorabuena.

    Como se seguro que seguirás avanzando y luchando, te envio ánimo y un fuerte abrazo.

    Marga

    Le gusta a 1 persona

  15. Aquí seguimos Gabi,seguimos de travesía para llegar a buen puerto . No se me olvida . Como bien dices,tú a la cabeza y nosotros a tu lado.
    Unas veces para animarte nosotros a tí y muchas otras para ser testigos de vida,de tú vida y de tú Fe ,que a su vez,refuerza la mía.
    Gab

    Le gusta a 1 persona

  16. De nuevo nos alegramos al conocer que la “Curación de Gabi” tras mil días de esperanza va muy bien. Tu actividad como cooperante en ONG’s, la vida normalizada en familia, los acontecimientos como la primera comunión de Marta y el ánimo cada vez más alto que muestran tus entradas, son un estímulo y referente para nosotros y para todos los que tienen la fortuna de leer tu blog.
    Seguimos rezando, seguimos confiando en esta comunidad de amigos y seguidores que somos algo más, ya somos familia.
    El título de tu entrada nos recuerda una magnífica película: “Mil años de oración”, película que te recomiendo. No por la similitud del tema con tu proceso, sino por el mensaje que transmite sobre nuestra cultura tan estresante y rápida que no deja espacio a las transformaciones en comparación con la cultura oriental. Tu recorrido de mil días muestra claramente que en este tiempo hay espacio para la interioridad, para la fe, para as relaciones profundas, para la oración y la esperanza.
    Un abrazo grande para toda tu preciosa familia.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s