Sin categoría

La brújula

¡Hola amigos! En primer lugar disculpad tantos días sin comunicarme con vosotros pero entenderéis que estoy tratando de disfrutar a tope cada momento en estos días de vacaciones con mi familia… Me encuentro muy muy bien tanto de salud como de alegría y disfrute de las pequeñas cosas que ahora veo bien bien grandes…

Hoy volví de visita al hospital para la prueba de extracción de médula y análisis de la misma, para ver en qué nivel de remisión de la enfermedad nos encontramos tras esta primera fase llamada “de inducción a la remisión”. Se trata de ver si Windows arranca correctamente y no quedan sectores dañados en el disco duro. Rezaremos por unos resultados lo más satisfactorios posibles. El miércoles tendremos ya una idea más detallada de dónde estamos y cuáles son los siguientes pasos…

Cuántas veces en mi vida he pasado junto a Carlos Haya… Siempre que conduje junto a su fachada me fijaba simplemente en la grandeza (por el tamaño) y el ordenado desorden constructivo del edificio; en contraste a la “familiaridad y simplicidad” del Hospital Clínico. Probablemente esa sensación la daba el hecho de que en este último trabajaba mi padre…

Hoy, sin embargo, conforme encaraba la Avenida Santa Rosa de Lima, mis ojos se dispararon directamente hacia la ventana de la sexta planta… La pude reconocer casi al instante. El Carlos Haya, antaño mole arquitectónica, se ha convertido en la “casa” donde conviven temporalmente personas clave en mi vida actual.

Si en otras ocasiones me he encontrado perdido y aturdido dentro de sus pasillos… hoy ha sido diferente. Llegamos con velocidad a la puerta de extracción de médula, allí esperaba el Doctor Daniel Barrios. Él fue el que me dio los primeros fundamentos de cómo encarar esta situación. Probablemente el trabajo más duro de todos, pero Daniel nació para esto. La profesionalidad de una generación nueva de médicos en la que Daniel quiere ser orgulloso sucesor de su padre. Su acento con aires sudamericanos, suave y sosegado, firme pero pausado. Y sobre todo la persistencia en que el saludo agradable y la sonrisa diaria es parte de la terapia. Hoy ha habido alguna dificultad para la extracción, pero cuando salió la médula por la jeringuilla y me preguntó “¿Te duele, Gabi?” le dije “¡Cómo va a doler! Ahí va la médula, eso es vida pura”. Dani, querido doc, muy buen trabajo hoy como siempre.

Justo en ese momento clave de la extracción, apareció en la pequeña y calurosa habitación un ángel vestida de doctora, la doctora Conchi. Ella era hasta ahora conocida, madre de Inma, compañera de clase de mi hija Marta. Sin embargo, el destino hace que desde que empieza este proceso, no sólo haya estado cercana, sino que como “por casualidad” (las casualidades no existen…) aparezca junto a mí en los momentos donde necesito una mirada de sosiego, una mano cariñosa que agarrar, una sonrisa que compartir, una palabra que escuchar y sobre todo una profesional cercana a la que preguntar cualquier duda por dura que suponga. Conchi, te estoy por siempre agradecido y deseando vernos un día en un ambiente más “trivial”, como un cumple de las niñas 🙂

También he tenido la suerte de ver al Doctor Manuel Barrios. Hoy estaba más contento y bronceado por su vuelta de vacaciones, pero igual de cordial que siempre: cuando llega a la habitación, toda ella se ilumina. Me ha confesado que lee el blog pero no se atreve a escribir, por simple pudor… lo que él no sabe es la cantidad de seguidores y admiradores secretos que ya tiene, y eso que no lo conocen en persona. 🙂

Dani, Manuel Barrios, Conchi… junto a todos los doctores que he podido conocer (Silvia, Irene y la brillante contramaestre la doctora Concha Betancourt) son los ingenieros de navegación de este humilde barco que es mi cuerpo, que continúa su travesía hacia la curación. Ellos, junto con el maravilloso equipo de transplantes, tienen ahora complejas decisiones que tomar. Decidir nunca es sencillo. Siempre admiré a aquel o aquella que tiene el valor de tomarlas. Confío infinitamente en ellos porque están preparados y porque ponen cariño e interés en todo lo que hacen. Pido a Dios y a la Virgen que los ilumine y los guarde siempre.

Amigos, un gran aplauso y un GRACIAS por estas personas humanas, los doctores, ingenieros de navegación para tantos y tantos barcos que surcamos el gran océano en esta compleja travesía… Ellos tienen tanta fuerza y sabiduría que a través de sus brújulas y sus equipos de enfermer@s, auxiliares, etc. son capaces de, a pesar de limitaciones y recortes, transformar aparentes edificios fríos, grandes moles arquitectónicas, en cálidas y acogedoras fábricas de vida, astilleros donde reparar tantas embarcaciones dañadas y darles el rumbo adecuado hacia la curación completa.  

En la foto, el doctor Dani Barrios, Gabi, Gertru y la Doctora Conchi.


P.D: Mañana prometo un segundo post relatando mi visita de hoy a la 609… Como podréis imaginar, emociones a flor de piel. Sólo anticipo que Manuel y Borja navegan con buen rumbo… y que la 609 sigue oliendo a buenas vibraciones 🙂

P.D2: Y otro día haré un monográfico de mis queridos enfermeros y enfermeras… Esther, Jose, María, Davinia, Mercedes, Alicia, Ana, Esther, Salvador, Paco, Pilar, Juan… Ellos merecen un capítulo aparte.

¡Un abrazo amigos!

Anuncios

Categorías:Sin categoría

10 replies »

  1. Querido Gabi, estos dias que te han dado son precisamente para lo que estas haciendo, para disfrutarlos con tu familia, de manera que no te tienes que disculpar de nada.
    Hoy es normal que estés como estás si te han hecho lo que cuentas.
    La lectura positiva: un dia menos para conseguir el anillo de campeón.
    Hablando de anillo….por un comentario anterior ¿es vuestro aniversario?
    Si eso es así, el miercoles es el nuestro.
    Una pena no habermos conocido unos poquitos años atrás y haber compartido esos momentos, pero bueno, ya llevamos algunos y, como dice mi adorado Raphael,……..”los que nos quedan”.
    El siempre presente, musicalmente y como persona en mi vida (mientras escribo esto estoy viendo un concierto de hace unos años, cuando volvió a la vida; el primero que dió tras su trasplante)
    Bueno, amigo, brindo virtualmente por ti, por vosotros y por todos los buenos momentos que nos quedan por delante.
    Un abrazo grande y…..PALANTEEEEE

    Le gusta a 1 persona

  2. GRANDE como siempre Gabi, en lo físico y lo humano. A seguir para adelante y disfrutar de estos días con la familia. Felicidades!!

    PD. Te brilla la calva tela en la foto… X-DDD

    Me gusta

    • Maestro de sonrisas,
      Gabi, siempre sonríes. Y, además, te ríes. Con una risa-sonrisa contagiosa. Incluso al escribir muestras tu sonrisa 😀. Y tus médicos y enfermeras también. ¡Qué GRANDES sois! ¡¡¡Gracias!!!
      Y tiene mucho mérito sonreír. Es fácil cuando las cosas van bien (Unicaja gana). Pero difícil cuando no van bien (el triple de Navarro en el último partido de las semifinales).
      Gabi, gracias por tu sonrisa, por sonreír siempre, y por hacernos sonreír al leerte.
      Un fuerte abrazo

      Me gusta

  3. “El que supiera realmente qué es lo que une a los hombres unos con otros estaría en situación de salvarlos de la muerte”. Ocurrencia bien particular de don Elías Canetti. De algo así parece querer tratarse aquí. Que tu curación esté cada día más cerca es también el deseo de los padres de Inés desde Cervantes 8.

    Le gusta a 1 persona

  4. Hola primo, por aquí ando de nuevo después de tus merecidos días de descanso😉.

    La verdad es que nunca dejas de sorprenderme y siempre para seguir afianzando mi pensamiento sobre ti, y es que eres digno ejemplo de todo lo que haces y todo lo que eres. Explicar como ha sido tu día por el hospital para la extracción de médula con esa naturalidad y esa constante sonrisa en tus labios (foto incluida) solamente lo pueden hacer personas especiales, personas con estrella propia, como no paro de repetirte que eres tu. A veces lo pienso y me río sola porque me imagino a tu Tío Nacho o a mi en una foto con médicos y seguro que salimos de todas las formas posibles menos riendo jijiji😂😂😂😂; en serio primo eres un ejemplo a seguir!!!!

    No se si esto te servirá de algo o no pero que sepas que siento un gran orgullo de poder decir que eres sangre de mi sangre, sobre todo porque representas todo lo que yo no soy y que tanto admiro y es esa fuerza y brillo propio que posees y que transmites incluso en las situaciones complicadas.

    Cada día por la noche después de rezar por ti y por la familia hay una idea que no para de rondar mi mente, y es una fantástica tarta Alaska…

    Un fuerte beso primo, también para toda la familia y brilla, brilla con fuerza como hasta ahora!!!

    PD. Feliz aniversario a ti y a Reme!!!

    Le gusta a 1 persona

  5. Gabi, gracias por acordarte de escribirnos incluso desde tus dias de descanso con tantas cosas como tienes por hacer. Gracias por trasmitirnos tu alegria con esa mirada que tienes…Le doy gracias a Dios por haberte puesto en mi camino justo ahora. Un beso enorme…

    Inma, de Pepa.

    Le gusta a 1 persona

  6. Querido Gabi, de nuevo un maravilloso post. Siempre que abro tu blog me pregunto ¿ de qué hablará hoy? Yo también los leo con una sonrisa en los labios 😃. Siempre tan entrañable y positivo con todo lo que te ocurre, cargado de fe. Nos das una lección de vida con cada una de tus palabras, más ahora que tanto necesitamos de esperanza.

    Mil gracias a tantas personas que trabajan en hospitales y que además de eso son capaces de transmitir humanidad, que tanta falta hace a las personas cuando acuden a ellos. Imagino que tú para ellos tampoco serás un paciente al uso, no creo que haya personas como tú, capaces de hacer de todo ésto algo tan positivo. Le digo siempre a Pepa que eres sobrenatural !

    Sigue disfrutando de la familia, la mejor medicina. Espero que las pruebas de esta semana te traigan buenas noticias porque te lo mereces todo. Un beso y abrazo fuertes.

    Viti.

    Le gusta a 1 persona

  7. Hola Gabi, qué alegría da leer tan buenas noticias y verte tan entusiasmado con cada paso que vas dando en tu camino de curación. Siempre nos contagias de ese entusiasmo que te caracteriza, no en vano entusiasmo/ado significa algo tan grande como “que lleva un Dios dentro”.
    Así es, todos lo llevamos pero no todos lo manifestamos tan maravillosamente.
    Abrazos y abrazos

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s