Sin categoría

Está limpia

Hola amigos,

Como esperábamos ilusionados, hoy han llegado los resultados de la punción medular del lunes, la revisión de los 6 meses tras el trasplante. Y la médula está limpia de Leucemia, la enfermedad ha desaparecido por completo.

Os podéis imaginar la alegría que esta noticia supone. Ocho meses de lucha, seis desde el trasplante. Hoy hace justo 180 días, 4320 horas que las células madre de mi hermano recorrían mi cuerpo en un viaje sin retorno… Os aseguro que casi puedo contaros hora a hora lo que ha sucedido desde entonces. Momentos ilusionantes, de alegría, de frustración, de desesperación, de risas y bailes casi de locura en una habitación de aislamiento mientras veíamos fuegos artificiales o truenos de una tormenta. Momentos donde la mano samaritana de una enfermera o las palabras acertadas de un doctor amigo te hacían recomponerte y venirte arriba para seguir caminando (benditos todos ellos). Muchos encuentros inolvidables e íntimos en la oración con Jesús y con María, nuestra guía. Y cuántos y cuántos mensajes de blog, WhatsApp, llamadas, visitas en el cristal, canciones del coro… que para vosotros eran sencillos gestos de cariño y a mí me sostenían y me llegaban multiplicados por infinito.

Vimos ilusionados a amigos que nos precedieron en la senda de la curación. Nadie negó las dificultades, pero aquí seguimos, cumpliendo etapas. También hemos visto marcharse a valientes compañeros de viaje, todos luchadores y ejemplares. Hoy estáis conmigo en este hito tan relevante, porque siempre estaréis vivos en mi corazón. Os dije que cada meta que cruzase lo haríais conmigo, y así es hoy y lo será siempre. Sé que ellos y sus familiares se alegran muchísimo por esta buena noticia.

Veo a mi familia hoy con una sonrisa en la boca y con las lágrimas en los ojos. Reme llamando a tantas personas que nos han apoyado, y mirándome orgullosa… Ella ni se imagina las ganas que tenía de ser generador de una buena noticia en vez de tantas otras de incertidumbre y susto como en estos últimos meses. Mis niñas me observan sonrientes mientras el pequeño Gabi, que ya habla en su idioma por los codos y se entera de lo que se respira en el ambiente, me repite sin parar: “Papá, ¿te ha curao ya la señora?”. Mi madre llora mientras le informo de las novedades, está en mitad del supermercado. No importa. Mi padre se emociona y se alegra, le sale un espontáneo “olé tus cojones”. Mis suegros respiran aliviados tras la tensa espera de estos días… Se van al Ikea a celebrarlo con Reme y Gabito, que bien se merecen todos un descanso físico y mental de tanta preocupación. Y mis hermanos me llaman entusiasmados… ¡¡¡las células funcionaron!!!

4320 horas… Una tras otra. Que se resumen hoy en sólo dos palabras deseadas desde el principio: “Está limpia”. Llegar vivos al sexto mes tras el trasplante era un objetivo muy ambicioso, dada la gravedad inicial de la enfermedad. Llegar limpios lo considero un milagro. Quizá estemos acostumbrados a que los milagros sean eventos espectaculares con fuegos de artificio y pomposidad. Yo soy más de los que piensa que situaciones como esta son ya un milagro, donde se alinean la sabiduría de la ciencia y los doctores, la voluntad y la fe del enfermo, el apoyo de los que le rodean, y la intervención de nuestra Madre y su Hijo Jesús. Y ocurren, hoy, en el siglo XXI. Doy gracias a Dios por el regalo de cada amanecer, y espero que mi vida intente corresponder mínimamente a ese regalo.

Está claro que la batalla sigue adelante: nos quedan aventuras para terminar de apartar los efectos secundarios del EICH: ganar kilos, evitar infecciones, volver a reponer energías y musculatura, que el cuerpo acompañe todo el ímpetu, los planes e ideas que siguen surgiendo de mi cabeza… 🙂 Y sé que en todas ellas continuaremos juntos en este blog.

Porque, amigos, a través de estas páginas de reflexión y encarnado relato de la travesía por la enfermedad, os puedo asegurar que no sólo hemos logrado hoy llegar al hito de limpiar la leucemia; también me ha servido para aclarar muchos otros aspectos de cómo encarar mi día a día y qué hay que valorar realmente del regalo que es la vida. Espero, de corazón, que esta experiencia en la que me acompañáis esté sirviendo para que vosotros podáis gritar de alegría también hoy conmigo que estáis más limpios, más liberados, más centrados, más focalizados… y que amáis la vida y a los que os rodean con más pasión que hace unos meses. Este es el milagro de la curación: el que luchamos juntos, vencemos juntos y podemos compartir luego con los demás la noticia y multiplicarla a nuestro alrededor.

Un agradecido y cariñoso abrazo a todos. Yo confío. ¡¡¡VAMOOOSSS!!!

IMG_8730

Anuncios

Categorías:Sin categoría

101 replies »

  1. Muuuuuuuuuuuchas felicidades Gabi!!!!
    Como nos alegramos de esta buena nueva!!!!
    Y es que como te dije, todo esfuerzo tiene su recompensa…… y ha llegado!!!!
    Un beso muy fuerte para ti y otro para la campeona de Reme, que si la veo viniendo de dejar a los niños en el colé, se le doy yo.
    OLÉ , OLÉ y OLÉ!!!!!!

    Le gusta a 1 persona

  2. Gabi, recibo tus palabras con mucha emoción y lágrimas en los ojos. Sabíamos que este día iba a llegar pero las adversidades del camino nos han hecho continuamente pensar en tu Reme, tus chicas y Gabito, bueno y en toda tu familia. Este viaje estoy segura que te habrá hecho
    pensar en la vida y en lo que quieres para ella, y en las personas que quieres tener cerca del alma.

    Estoy con tu padre, olé tus cojones (ayyyy esta mala lengua heredada de mi padre!). De verdad estamos muy orgullosos de la fortaleza que demuestras.

    Este notición supone una inyección de vida para todos.

    Un súper abrazo! Nos vemos muy pronto!

    Le gusta a 1 persona

  3. Enhorabuena Gabi

    He estado siguiendo las entradas de tu blog y me alegra muchísimo saber que has vencido. Me alegro por ti y por tu familia, ya que todos habréis estado sufriendo lo indecible estos meses. Lo dicho campeón; ENHORABUENA!!

    Le gusta a 1 persona

  4. Muchisimas felicidades Gabi. Acabo de leer esta magnífica noticia. Lo he comentado con mi familia y nos hemos alegrado mucho por ti y los tuyos. Quiero que sepas que el viernes le pedi al Señor de la Sangre (al que acompañé en el Via Crucis) que te ayudara a curarte y que hiciera desaparecer todos los efectos negativos de la enfermedad. Un fuerte abrazo y esperamos verte pronto animando a nuestro Unicaja, que falta le hace. VAAAAAAAAMOS

    Le gusta a 1 persona

  5. Como ya supongo te habran dicho quien era la mama desconocida de tus primeros comentarios pues aqui eztoy de nuevo y esta vez para felicitarte porlo luchador y fuerte que has sido y el ejemplo tan enorme que has dado a todos.Desde aqui te digo Gabi que enhorabuena para ti y tu familia.
    Recibe un abrazo cariñoso.
    Asun.

    Le gusta a 1 persona

    • Jejeje sí, ya me han desvelado el secreto y créeme que me ha hecho muchísima ilusión. Un besazo y muchas gracias por acompañarme todos los días en este complejo proceso y por colaborar para echar mí mente a volar y distraerla del duro proceso. 😘😘😘

      Me gusta

  6. QUÉ GRAN NOTICIA!!!!!!!!!!!!!!! Me alegro muchísimo!!!! Ha sido llegar a la oficina y no sé por qué, acordarme de ti e ir a mirar el blog para ver como estabas. No he podido toparme con noticia mejor! Doy gracias a Dios!!!! Ahora a recuperarse del todo. Has sido, y eres, todo un campeón! Muchos besos

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s