Sin categoría

Jueves de Santos Anónimos

Hola amigos,

La analítica del lunes fue una auténtica sorpresa positiva. Los valores de hemoglobina han subido a niveles todavía anémicos pero de “record” en mi trayectoria de los últimos meses; y la mejor noticia es que no ha habido que realizar transfusión ninguna para conseguirlo. También se encuentran cercanos a la normalidad los valores de defensas y plaquetas. Y el hígado ha mejorado bastante dentro de la lejanía a la normalidad que todavía presenta. Así que estoy verdaderamente contento por ello.

Sin duda esta mejora viene asociada también al aumento de mi nivel de actividad. Trato de caminar todos los días, aunque aparezcan aún con frecuencia los dolores digestivos que me paralizan momentáneamente. Esa inversión, inicialmente dolorosa, se va poco a poco convirtiendo en rédito en forma de resistencia, fortaleza, mejor humor, mayor apetito, y un montón de beneficios extra. Desde luego habrá órganos (como el hígado) que se irán curando “solos”, pero el estado físico, mis músculos, requieren de un esfuerzo extra por mi parte.

Recuerdo a un sacerdote que hace ya años en una conferencia hablaba de que los Santos a los que veneramos en los altares son únicamente un pequeño porcentaje de todos los Santos. Y que lo que a él le fascinaba era el encuentro diario con los “Santos Anónimos”: personas que vivían cada día la santidad. Y es que como bien nos recordó el Papa Benedicto XVI, “para ser santos no es necesario realizar acciones y obras extraordinarias, ni poseer carismas excepcionales. Es necesario ante todo escuchar a Jesús y después seguirle, sin desalentarse ante las dificultades”.

El domingo iba andando, saliendo de misa, y de repente un coche se para a mi lado. Continúo caminando y el coche, casi escoltándome, me sigue a ritmo lento… Pensé para mis adentros “este hombre querrá aparcar cuando yo saque mi coche”. De repente, el conductor me dice con voz firme: Tú eres Gabi. Se presenta. Es el padre de mi amigo Jorge, al que no tenía el gusto de conocer (Jorge es a su vez padre de unas compañeras de mis hijas Elena y Marta en el colegio). Me pareció impresionante que una persona anónima se dirigiese a mí con unas palabras de ánimo y cariño que no olvidaré jamás.

Está claro que para mí este año no será como otros: Gabi, el cofrade autodidacta que creció su afición aprendiendo de los maestros de la radio (como mi querido Paco Fadón) y viendo siempre las procesiones a pie de calle, no tiene las mismas fuerzas. Apenas puedo estar una hora – hora y media paseando por la calle. Eso significa ver dos o tres tronos e irme. Sin embargo, recibo un sorpresivo regalo: Jorge y su mujer Cintia me ofrecen ir a su casa. Acepto algo avergonzado, pues nunca estuve acostumbrado a recibir este tipo de invitaciones. Jorge y Cintia están siendo los mejores anfitriones que pude tener esta Semana Santa. Extremos y exquisitos en sus cuidados hacia mí, estaré eternamente agradecido por permitirme rezar cara a cara con cada una de las imágenes, emocionarme a su paso, y a la vez recuperar las fuerzas en buena compañía. Gracias amigos.

Pude ayer volver a ver al padre de Jorge, Pepe. Ya con más calma, me cuenta su gran historia: tras una polio que le dejó impedido, se levantó y ha sido capaz de formarse, montar empresas, dirigir negocios, casarse con su adorable esposa Maribel, tener una familia que es una piña, viajar sin limitaciones… siempre manteniendo su fe y su espíritu de superación inquebrantables. Me dice que sigue mi blog, que encuentra en él un ejemplo de esfuerzo y ánimo. ¿Ejemplo yo?, me preguntaba mientras me despedía…  Pepe es uno de esos Santos Anónimos que tengo la suerte de que Dios ha puesto en mi camino. Bendito blog…

Hoy, Jueves Santo, día del Amor Fraterno, me encuentro emocionado y agradecido a Dios. Es una fecha especial. Estar aquí ya es un milagro. Allá por junio, cuando todo esto comenzó, los hermanos portadores del Cristo de la Buena Muerte aparecieron de la nada y metieron todos el hombro para comenzar el camino conmigo, animándome y levantándome. Ellos, que bien saben que la travesía es larga y que el trono pesa, hicieron más liviana mi carga. Hoy mi corazón está con ellos, debajo de esos varales. No podré estar en la salida porque las fuerzas todavía no son suficientes, pero me dice mi amigo Jesús que estaré con ellos portando al Cristo, pues una foto mía ira entre esos varales. Gracias, queridos amigos.

También hoy es día de Esperanza, la del aroma a romero, la del rostro sereno. Su bendito pañuelo me está acompañando desde el principio, y ha sido también lienzo donde secar sudores, lágrimas y preocupaciones en los peores momentos. Madre, he mirado tu foto tantas mañanas de hospital, he girado mi cabeza buscando tu consuelo desde la cama… Gracias, Madre, por el milagro de la vida, por la esperanza en lo anhelado, por tu cariño gratuito, por estar junto al hermano. En las calles o en la tele iré de nuevo hoy a buscar tu santa mirada, y encontraré de nuevo ese abrazo maternal que reconfortante me envuelve y me relaja. Viva la Virgen de la Esperanza.

Me despido ya, siento hoy haberme extendido más de la cuenta… pero la ocasión lo merecía. Queridos amigos del blog, os mando un fuerte abrazo en este día del Amor Fraterno. Disfrutad junto a vuestras familias, sed felices y vivid intensamente el misterio de la Muerte y Resurrección de nuestro Señor. Yo confío. ¡¡¡VAMOOOSSS!!!

P.D.: Probablemente esta Semana Santa me he convertido en un “sin-vergüenza”, pues para evitar el frío y el viento y no ponerme en riesgo he tenido que combinar prendas de forma quasi-hortera 🙂 Sin embargo, la prioridad era no ponerse malo, así que el que me viera por la calle con la bufanda, guantes, abrigo, gorro de nieve y la gorra encima… que no se asuste, todavía no perdí la cabeza: simplemente me estaba abrigando.

 

Anuncios

Categorías:Sin categoría

15 replies »

  1. Buenas!

    Me ha emocionado mucho esta entrada. Me alegro muchisimo de que los análisis vayan bien. Eso es buena señal.
    Y me encanta que la gente te aborde con generosidad extrema. ¡Qué experiencia! Esos regalos que te está dando la vida estoy segura de que los tendrás siempre presentes. Todo esto enriquece a marchas forzadas.

    Disfruta lo que queda de Semana Santa. Yo ya he echado un par de rezos para que sigas avanzando.

    Yo confío.
    Besos
    Laura

    Le gusta a 1 persona

  2. Y me alegro mucho de que sigas mejorando, y con el mismo ánimo de siempre, nosotros intentando meter el hombro contigo. Adelante tenemos que terminar victoriosos. Un abrazo muy fuerte

    Le gusta a 1 persona

  3. Que alegria que vayas mejorando. Eso sí que son buenas noticias.
    También para nosotros tú eres un santo anónimo de los que comentas, porque con este blog nos has enseñado mucho sobre la forma de superar los problemas y contrariedades.
    Un beso muy fuerte y buen fin de Semana Santa

    Le gusta a 1 persona

  4. Ay gabi..con lagrimas te escribo porque tus palabras me enocionan y me llegan siempre al corazon. No sabes cuanto nos hemos acordado de ti esta Semana Santa. Te imaginábamos disfrutando de cada momento intenso que nos ofrece nuestra Semana de Pasión. Soy feliz con tus noticias de mejoría…poquito a poco…ya queda menos gabi.. Eres un campeón.
    Tus fans te queremos muuuchoo..y le mandamos a tu queridavReme un beso enorme.

    Le gusta a 1 persona

  5. Alegres por tan buenas noticias, te deseamos una feliz Pascua de Resurrección con palabras de Francisco en su mensaje pascual:

    Cristo resucitado indica caminos de esperanza a quienes en nuestras sociedades sufren en cuerpo y espíritu, a quienes han perdido toda esperanza y el gusto de vivir, a los ancianos abrumados que en la soledad sienten perder vigor, a los jóvenes a quienes parece faltarles el futuro, a todos dirijo una vez más las palabras del Señor resucitado: «Mira, hago nuevas todas las cosas… al que tenga sed yo le daré de la fuente del agua de la vida gratuitamente» (Ap 21,5-6). Que este mensaje consolador de Jesús nos ayude a todos nosotros a reanudar con mayor vigor la construcción de caminos de reconciliación con Dios y con los hermanos.

    Gabi, adelante siempre con ánimo y esperanza. Dios os bendiga a todos. Muchos abrazos

    Me gusta

  6. Felíz Pascua de Resurrección para toda la familia. Se te nota en la mirada Gabi, estás “renovándote” a la par de tus defensas, despues vendrá cuidar el look para estar a la altura de los bellezones que tienes en casa. la expresión de tu cara ya muestra una luz especial, y el final de este tramo del camino está cada vez más cerca gracias a Dios. Cuídate y disfruta día a día del logro. Besos a Reme.

    Le gusta a 1 persona

  7. Feliz de leerte, Gabi.

    Tenías un look total total! Ya viste el mensaje de Reme, que no le cabían más iconos de ojitos-corazones ;), así que ya sabes, tú como el dicho: “Ande yo caliente y pasando de la gente”.
    Y comparto la opinión de más de uno y una aquí: Los ojos….ese brillo……..se te nota en la mirada.

    Sigue así.
    VAMOSSSSSSSSSSSSSSSSS

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s