Sin categoría

Confiada espera, esperanzada confianza

Hola amigos,

Quizá esperabais una entrada un par de días más adelante, cuando tuviera certeza del resultado de la punción medular que me han realizado hoy. Yo mismo, estos días, pensaba que com la información de los resultados era un buen momento para comentar las novedades y ponernos todos al día.

Sin embargo, hoy he vivido uno de los días más especiales de este proceso. Un día cargado de emociones enfrentadas, de pasado, presente y futuro condensado en apenas unas pocas horas. En este día de aparente transición, donde sólo había que extraer la médula y esperar a mañana, o al lunes… Donde no había que hacer nada…

Hace ya tiempo que aprendimos todos la importancia de cada día, de cada momento que nos regala la vida. Vivirlos y exprimirlos al máximo. No quedarnos con la pena de decir “vaya, me hubiera encantado decirle esto a esta persona” ni pensar “se lo diré otro día”.  

La doctora que extraería mi médula hoy ha sido la doctora Irene. Ella es una gran profesional que guarda en su interior un vitalista cariño por sus pacientes. Yo llamo a eso vocación. Irene fue la primera en atravesar con la aguja el duro material de mi esternón hasta llegar al centro del hueso, allá por el mes de Junio de 2015. Ya entonces fue un auténtico ángel, a pesar de mi evidente mal estado y preocupación por el mal diagnóstico. Hoy en cuanto la he visto le he dicho, “Irene, antes de sacar la médula, ¿aceptas un abrazo?”. Ella me abrazó enseguida diciendo “Este, Gabi, es el abrazo de la VIDA”.

Luego fui a visitar a mi hermano Pablo Ráez. Aunque las circunstancias no son las mejores, seguimos caminando adelante. Juntos. Él ha entendido que la curación no es simplemente obtener un certificado donde dice “sano”, y que el mundo está lleno de enfermos por diagnosticar: esos enfermos del alma, esos perdidos sin objetivos, esos que no se sienten queridos cuando aparentemente lo tienen todo. Desde mis convicciones cristianas yo le acompaño en esta labor. Dejemos de hablar. Actuemos. Fuera postureo. Todos nosotros, que no estamos ingresados, ¿estamos realmente “curados”? ¿queremos mirar nuestra “enfermedad” de frente y luchar con una sonrisa?

En la puerta, al salir de hablar con Pablo, me tropiezo con mi querido doctor Manolo Barrios. Mi coach, mi amigo. Se sorprende que suba a la planta con tanta frecuencia, estando ya sano. “No suelen hacerlo los ex-enfermos, les da cierto yuyu”. Yo me siento como en casa. Comento con él la buena evolución de estas semanas, y a la vez la dificultad para “volver a vivir”. Admiro cada vez más a este hombre que a pesar de la falta de medios es capaz de dar lo más valioso que tiene, su tiempo y su sabiduría, a los que más lo necesitan. Gratis, pues cada día sale del hospital de tres a cinco horas después de su horario “oficial”.

Tras la consulta con mi querido Alejandro, al que le he querido convencer sin éxito de que si no como lentejas me bajará la ferritina… ( 🙂 🙂 🙂 ), abandonamos el hospital a las 13:15h. Con el tiempo justo de acompañar a Reme a hacerse donante de médula. Decidimos juntos que hoy era el día perfecto. El de mi punción. Un esparadrapo en mi pecho, y otro ella en su brazo. Pensamos que era el mejor símbolo de nuestra confiada espera para el día de hoy. Nada más entrar veo en la sala a dos personas donando sangre y cuatro chavales en fila sacando la muestra para hacerse donante de médula. Me caen dos lágrimas por las mejillas, que se detienen en la fea mascarilla de protección que llevo en todos los centros sanitarios. Allí de pie en medio de la sala, algo me empuja a hablar. “Como enfermo de leucemia, quiero daros públicamente las gracias porque he sido receptor de muchas de esas bolsas que estáis ahora mismo donando, y también he recibido un trasplante de médula. Y gracias a eso sigo vivo”. Todos quedan en silencio, la enfermera me da la enhorabuena y el resto se emociona y me hacen preguntas. Tienen en la boca a Pablo, y su campaña de estos días. Le admiran, le quieren. En ese momento me emociono aún más, y escribo a Pablo un sencillo mensaje: “Hermano, la gente ha acudido a tu llamada. Lo estás consiguiendo. Yo confío.”

La tarde ha transcurrido con grandes encuentros: una persona que es mi buena amiga desde hace 26 años, y luego con otro grupo de maravillosas personas que mágicamente el Espíritu Santo cruzó en mi camino a través de este blog y que un día se presentaron como un coro de ángeles en el cristal de la habitación de aislamiento. Como también ayer tuve otro emocionante e inesperado encuentro en El Corte Inglés con una querida compañera de COU. Y el día anterior una cena en casa de otros amigos recientes de Jornadas… Poder abrazarnos de nuevo sin restricciones y daros personalmente las GRACIAS es uno de los regalos que nos ha dado la vida. Porque estas personas que he encontrado estos días son representantes de todos vosotros, los que sé que nos queréis y nos seguís, y oráis y sufrís y os alegráis y me escribís, o rezáis en silencio con vuestros hijos pidiendo por mi mejoría. No hay edades, ni antigüedad… el verdadero amor no se mide así. Y gracias a la Virgen y al Señor, os siento muy cerca siempre y yo recibo amor infinito por vuestra parte.

Amigos, somos nosotros los que elegimos si un día es de transición o queremos convertirlo en un día histórico. Y todos pueden serlo. Disfrutad de la vida amando a los demás. Porque realmente, esas personas que he referido y otras muchas me lo han enseñado con su ejemplo.

Confiada espera. Esperanzada confianza.  Rezo ahora mi rosario en el silencio de la  noche. Yo confío. ¡¡¡Vamooosss!!!

P.D: Acaba el día con mi querida Rosa, la mujer de Manuel mi primer acompañante de habitación preguntándome por WhatsApp cómo estoy tras la punción. El mundo está lleno de personas maravillosas. Dios las bendiga siempre. Rosa, te quiero.

Anuncios

Categorías:Sin categoría

19 replies »

  1. Yo confío!! Qué momento tan auténtico cuando te dirigieras a los donantes el otro día… Qué suerte quien lo viviera en directo… Cada momento cuenta, saber eso ayuda a vivir la vida intensamente. Vamosss!!!!

    Le gusta a 1 persona

    • Gracias Marina, un momento para mí emocionante y pleno de contacto vital. Y como bien lo has entendido, “cada momento cuenta” no significa vivir angustiado porque el tiempo se acaba, sino al contrario: vivir agradecido por el tiempo recibido en este mundo lleno de seres a los que dar amor. Un beso

      Me gusta

  2. Gabi querido…por fin nuestro deseado y esperado encuentro!!..Qué maravilla es escucharte..Nos llenas el corazón con cada una de tus palabras y de tus experiencias vividas. Qué fácil es sentir a Dios a través de tí. No puedo más que darte las Gracias una vez más. Te queremos mucho.

    Le gusta a 1 persona

    • Inma… Esperado, deseado, buscado y en realidad realizado por fases. Primero a través de un blog, luego de una visita a una ventana que llenasteis de luz. Luego en mi cumpleaños como parte de mi gran familia. Finalmente ahora con ese esperado abrazo. Dejando aparte el día de la comunión tocando la caja 😊

      Ya en serio, vosotras apreciáis y sentís porque tenéis el radar ajustado, y es que sois del Señor y también irradiáis su amor. Seguimos y repetimos 😘

      Me gusta

    • Rufino, María Victoria, para Reme y para mí habéis sido ejemplo de incansable vitalidad los días que estuvimos juntos en Jornadas. Ahora que hay que volver a llenar el libro de “volver a la vida”, sois para nosotros una referencia. Un fuerte abrazo.

      Me gusta

  3. Hola gabi, soy Mari Carmen cuñada de Laura Moreno, y compañeros de enfermedad. Se nota que eres una persona valiente y con una gran fe. Yo también tengo mucha fe y confio que este camino tiene fruto q espero no ver no vaya a ser que nos volvamos vanidosos y lo estropeemos.
    Dios no puede dejar baldío esta atajo que nos ha pedido andar.
    Simplemente decirte que me pongas en tus oraciones q yo te pongo en las mías, y que sigas haciéndolo tan bien se nota y me lo cuenta Laura que no necesitas que te empujen que tu empujas a los los demás.
    Un abrazo enorme y unidos en la oración, me ha gustado mucho leer tu chat
    Mc

    Le gusta a 1 persona

    • Mari Carmen, solo puedo decirte que nosotros (y bien lo sabes) no elegimos el destino, pero sí elegimos cómo queremos realizar la travesía. Y con el Señor, con una sonrisa y luchando confiadamente es el mejor equipaje que he conocido. La leucemia dañará nuestra sangre, pero nunca debe hacer enfermar nuestra fe pues ahí no puede entrar.

      Rezo por ti y te agradezco tus oraciones, pues así es como el Señor nos dijo que viviéramos: amándonos unos a otros.

      Cualquier cosa que necesites de mi aquí me tienes o a través de Laura. Mil besos y sigue adelante, amiga.

      Me gusta

  4. Querido Gabi, mil gracias por tu testimonio, lección de vida total, haciéndonos conscientes de lo verdaderamente importante. Vivir la vida, con todos sus momentos, los buenos y los malos pero sacando siempre lo positivo, que es tanto.
    Gracias por el encuentro, otro regalo más que nos haces. Leer tu blog es siempre maravilloso pero poder estar contigo es subidón total 😄.
    Te mando un beso enorme, y mucho ánimo y fuerza para Pablo y su familia. YO CONFÍO.

    Le gusta a 1 persona

    • Viti, creo que el abrazo que nos dimos resume todos esos momentos que has descrito. Hay un lenguaje que va más allá de lo escrito o lo verbal.

      Espero de corazón que repitamos pronto. Un beso y gracias al Señor por conocer a personas buenas como tú.

      Me gusta

  5. Gabi, eres un verdadero ejemplo de vida y de fe, no hay vez que te haya leído y no me hayas conmovido,eres grande!! Mil gracias por sacar tu tiempo y compartir con nosotros…todo lo que compartes, por permitirnos a los que estamos lejos y no hemos podido ir a verte, no porque no tengamos muchas ganas, estar más cerca de ti, porque por mucho que mi madre nos mantenga puntualmente informadas, su parte es solo médico, el tuyo de vida.
    Nosotros confiamos!!!
    Muchos besos

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s