Sin categoría

Los Santuarios

Hola amigos,

Ayer fue el primer día, un auténtico baño de realidad. Muchas veces comentamos que el comienzo del tratamiento en la primera ocasión, en Junio de 2015, fue como un maná venido del cielo, pues había podido sentir el poder de la enfermedad en toda su crudeza. Ahora sin embargo entraba “físicamente bien”. Con mis limitaciones, claro, con mis achaques. Pero ni mucho menos en el peor momento de mi trayectoria. Muchas personas me comentaban “pero si se te ve muy buena cara, Gabi, ¿cómo es que estás enfermo?”.

El primer día fue de adaptación, de toma de contacto a una realidad conocida pero a la vez nueva. La tostada de la primera quimio, junto con una fiebre me produce sentirme de repente mal físicamente. Un salto difícil de digerir, pero que en los siguientes días nos iremos adaptando.

Uno de los mensajes que he transmitido a mi familia, y que ahora os transmito a vosotros, es que no debemos comparar la evolución con “la otra vez”. Debemos aprender de todo lo vivido, pero esta travesía es diferente. La fuerza y las expectativas están claras, en la curación. Naveguemos pues con la mente abierta, con paciencia. No nos vengamos abajo si surgen tormentas inesperadas, o desconocidas, sepamos levantarnos y seguir. Porque después de la tempestad siempre viene la calma.

Os agradezco todos los mensajes de apoyo que estoy recibiendo estos días. Es evidente el cariño y la entrega, y creedme que aquí se amplifican como un altavoz en el silencio.

Hoy pasaron por aquí todos mis amigos doctores: María Jesús, Manolo Barrios, Dani Barrios… Me dan solidez y tranquilidad, dentro de una hoja de ruta compleja y llena de riesgos. Todavía alguno se sorprende de la “mala suerte” de haber recaído a pesar de haber hecho “un EICH tan bonito” 🙂 , que en la mayoría de los casos es síntoma de una protección más larga ante la enfermedad. Ha habido tantas situaciones de “buena suerte” en este camino que, a pesar de que es tentador, la queja o la frustración no puede entrar en mi vocabulario. Hay que simplemente mirar hacia delante.

Me comenta Manolo Barrios, que los lugares donde se esconden las células leucémicas para volver a aparecer, como por ejemplo los músculos, se las conoce como “Santuarios”. Mientras me explicaba con su buena didáctica este concepto, mi cabeza se fue por un momento a unas palabras que nuestra directora de Coro, Lorena, siempre nos dice. “El Santo es la canción más importante de la Misa, la cantamos antes de que se haga el Señor presente”. No he podido por más que levantarme y darme un paseo escuchando diferentes versiones de este canto, el Santo, más o menos rítmicas, pues estoy seguro que si las células están en un Santuario, mi esfuerzo, la quimio, la Virgen y el Señor ayudarán a sacarlas de ahí.

Empezaré pronto la quimio del día 2. Con ilusiones renovadas tras un duro día. Deseando navegarlo para poder pronto volver a comunicarme con todos vosotros.

Un abrazo fuerte. Yo confío. ¡¡¡Vamooosss!!!

Anuncios

Categorías:Sin categoría

38 replies »

  1. QUE GRANDE ERES!!!!!!! Veras como sales de esta.¡ con tanta gente que tenemos arriba!! Nos tienen que ayudar yo se lo pido por intercesion de Camilo, a Santa Joaquín de Ver una, a Teresita. Yaunque sea por pesados nos tiene que oir . Un beso muy fuerte y VAMOS!!!!!!

    Le gusta a 1 persona

  2. Querido Gabi, siento muchísimo que vuelvas a estar ingresado, de verdad, pero ya veras como todo va a salir bien.
    Te envío toda mi fuerza positiva para que afrontes todo el proceso con la energía que tú tienes. Animo amigo!!!

    Le gusta a 1 persona

  3. Desde la muerte de tu padre vuelvo a pensar muy frecuentemente en ti y en tu familia, Yo he sentido en numerosas ocasiones la fuerza de mi padre que nos dejó cuando yo tenía 17 años, mi hermana 3 y una situación muy adversa, no nos dejó no, porque siempre ha seguido con nosotros,
    Tu padre te ayudará porque ahora puede mas que antes, estoy segura porque yo lo he vivido con el mío.
    La lectura del Eclesiastés 2, 1-13 del martes pasado me llenó de esperanza para ti, terminaba: “fijaros en las generaciones pretéritas. ¿Quien confió en el Señor y quedó defraudado? ¿Quién esperó en Él y quedó abandonado? ¿Quién gritó a Él y no fue escuchado? ….” Seguro que la oíste en Rezando Voy, recuérdala.
    Seguimos contigo y con tu familia dándoos nuestro cariño y apoyo sobre todo a Reme y tu madre.

    Le gusta a 1 persona

  4. Gabi,has comenzado un nuevo camino duro y tormentoso pero que dia a dia te acerca a la curacion
    Animo y fuerza para las piedras que vayas encontrando.
    Estamos contigo y tu gran familia para animarte y para ayudar en . lo que necesiteis
    😘😘😘❤❤

    Le gusta a 1 persona

  5. Querido Gabi, estás en mis oraciones y en mi pensamiento positivo diario. Yo también confío y vuelvo a repetir y repetir esas palabras de esperanza de Santa Teresa de Jesús: Nada te turbe, nada te estante, todo pasa. Dios no se muda. La paciencia todo lo alcanza. Quien a Dios tiene nada le falta. Solo Dios basta!
    Un beso y abrazo enormes!

    Le gusta a 1 persona

  6. Buenos días Gabi, nos alegra comprobar que afrontas esta nueva etapa de tu proceso de curación con tanto ánimo y fortaleza. Aquí seguimos unidos a ti y tu familia desde el primer día junto a todos los amigos con los que hacemos este viaje. Recuerda las palabras de San Pablo que escuchamos en el funeral de tu padre y que tan preciosamente glosó Lorenzo infundiendo esperanza en nuestros corazones:
    Si Dios está por nosotros ¿quién contra nosotros?.
    VAMOSSSSSS adelante siempre, con fe, esperanza y amor. Abrazos

    Le gusta a 1 persona

  7. Hola Gabi:

    Llevaba algún tiempo sin leer el blog, y acabo de ver que te encontrabas físicamente bien, pero que empiezas el tratamiento de nuevo, y también que estás por el hospital. Según leo, quizás ya estés incluso con el día 2 de la quimio. Bueno, entonces hace falta un poquito de paciencia con el tratamiento. Así que como siempre te mandamos muuuuucho muuuuucho ánimo con el tratamiento. Te lo mandamos tanto yo, como también mi mujer MariCarmen, e incluso el pequeño Pablo, que ya tiene 1 año y medio.

    Ya sabes que aunque no escriba mucho en el blog, te tengo muy presente.

    Un abrazo muuuuuuy muuuuuy fuerte,

    Pablo

    Le gusta a 1 persona

  8. Querido campeón: El Evangelio de hoy es aleccionador porque nos señala que debemos vivir el día a día. Muchas veces he leído y oído que era una irresponsabilidad que los soldados pocas horas antes de iniciar una operación difícil en donde podía peligrar su vida, pasaban esas horas disfrutando y añorando a la patria lejana.
    Te encuentras en una situación similar. Vas a iniciar otra lucha contra un enemigo inesperado, según decía uno de los médico que te atienden era una “hipótesis muy poco probable”, pues bien los militares decimos que tenemos que también debemos tenerla presente.
    Es difícil vivir en un recinto cerrado, en donde tu contacto con el exterior es internet y tus compañeras tu madre y Remedios, pero debes procurar dentro de ese contexto, encontrar ese estado de ánimo que hacía que los soldados se sintieran contentos.
    Eres un campeón y estoy seguro que sabrás encontrar esos alicientes, esas enseñanzas morales y esa firmeza de carácter que te forjará cuando vuelva a la normalidad y recuerda siempre que le tienes que contar a Gabito las anécdotas del abuelo.
    Un fuerte abrazo del veterano coronel

    Le gusta a 1 persona

  9. Gabi eres grande!!! Yo confío!!! El camino va a ser duro pero ya sabes cómo enfrentarte a ello de la mejor forma, así que todos pensamos que con tu fortaleza y tu alma vas a salir airoso de nuevo!!! Estoy segura de que tu padre y Pablo te van a dar mucha más fuerza aún. Estamos aquí para lo que necesites!!! Vamosssss!!!!!!

    Le gusta a 1 persona

  10. Dear Gabi,
    Wishing you lots of patience and strength for the new rounds of treatment. Reading your thoughts made me think of the Invictus poem which I discovered had inspired Mandela during his time in captivity. The poem was written by the young William Ernest Henley during his long periods of illness.

    Invictus

    Out of the night that covers me,
    Black as the pit from pole to pole,
    I thank whatever gods may be
    For my unconquerable soul.

    In the fell clutch of circumstance
    I have not winced nor cried aloud.
    Under the bludgeonings of chance
    My head is bloody, but unbowed.

    Beyond this place of wrath and tears
    Looms but the Horror of the shade,
    And yet the menace of the years
    Finds and shall find me unafraid.

    It matters not how strait the gate,
    How charged with punishments the scroll,
    I am the master of my fate,
    I am the captain of my soul.

    There is a spanish translation on this wiki page ( I hope it is a good translation) https://es.wikipedia.org/wiki/Invictus_(poema)

    Take care,
    Your friend Kaisu

    Le gusta a 1 persona

    • Thanks indeed Kaisu. You truly impressed me… Just the fact you are still following and worried about me is a fact about how strong is our friendship, built in just few years working together.

      I really appreciate the poem, the content reflects indeed lot of my feelings. And what I appreciate more is your kindness and your love.

      Wish you all the best Kaisu, and thanks again. 😘😘😘

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s