Estado del día

El tronco de los árboles

Hola amigos,

El plan que nos comunicó la doctora hace una semana sigue su curso. Las medicinas han llegado de fuera y todo está listo para zarpar. Simplemente ha surgido un pequeño contratiempo: la no disponibilidad de habitaciones en el hospital. Desgraciadamente nuestra sanidad, con un maravilloso equipo humano, dispone de un espacio físico cada vez más escaso, y una demanda de usuarios cada vez más grande… de eso hablaremos otro día. Antes de todo esto ya detestaba cuando temas como “el Macrohospital para Málaga” se discutían en un plano puramente político y de imagen. Ahora veo a mis queridos doctores y a mis compañeros enfermos en ese entorno, día a día… y lo detesto aún más.

Este periodo fuera del aislamiento he podido comprenderos mucho más y mucho mejor, amigos del blog. Con aquellos que he podido hablar en persona durante estos días, hemos compartido la realidad de lo que está suponiendo este medio para todos nosotros. El blog ha traspasado sin duda su objetivo inicial de proporcionar información. Se ha convertido en un lazo de unión entre todos nosotros, nos ha trenzado en una gran familia.

Por un lado, me habéis hecho ver que las palabras que a diario parten de mí como una humilde válvula de escape a mi aislamiento se traducen para vosotros en mensaje ilusionante, en un momento de pausa, de esperanza, de alegría, de reflexión…Y también os he hecho ver que todos esos sentimientos que surgen en vosotros, sean cuales sean, los recibo en la habitación de aislamiento multiplicados y amplificados. ¿No es verdaderamente mágico? Doy gracias a Dios por ello.

Entre vosotros hay quienes enviáis comentarios, con mayor o menor frecuencia. Os lo aseguro: cada comentario es como si os presentaseis de improvisto en la habitación y me hablaseis. Es como una “visita virtual”: visiono vuestras caras, saboreo cada palabra, puedo entender incluso cómo os encontráis ese día. Sabéis que os respondo individualmente en cuanto puedo, a todos, aunque sea con días de retraso. Y es por eso: se establece un diálogo directo entre tú, que me escribes, y yo. Seas más o menos “conocido”, o incluso a veces aparentemente “desconocido”. El blog rompe jerarquías, rangos… todos somos miembros de esta familia, de este barco. Todos empujamos por un objetivo común. Todos remamos juntos hacia el Oeste.

Otros me comentáis “Gabi, te sigo, a diario. Me preocupo cuando no escribes, incluso pienso que ha podido pasar algo… Pero no me atrevo a escribirte nada…”, o “me da corte”. Os respondo siempre lo mismo: No importa. Al contrario. Aquí es donde el Espíritu Santo hace la magia, porque os digo: soy capaz de sentir a lo largo del día la fuerza que enviáis con el simple hecho de acordaros de mí aunque sea un breve instante. Y yo también me acuerdo de vosotros. Os aseguro: he visto y oído historias de gente sola, olvidada en estas habitaciones de aislamiento… yo no puedo ser más afortunado por tener vuestros pensamientos y oraciones.

Pero lo que más me ha impactado es cómo todos, sin excepción, destacáis el hecho que el blog hace pensar, reflexionar, y valorar las pequeñas cosas…

Vivimos rodeados de muchísimos estímulos. La mayoría de esos estímulos se convierten en simple ruido de fondo, están ahí… pero nos insensibilizamos ante ellos. Sólo en ocasiones surgen situaciones que nos impactan: un vídeo, un mensaje, una canción, una llamada, una noticia… de esas que incluso llegan a marcar un antes y un después en nuestras vidas, y provocan una evolución real en nuestro espíritu.

Los árboles marcan esas situaciones de cambio, de evolución, a través de los círculos concéntricos de sus troncos. Se puede leer el mapa completo de sus vidas en ellos: las épocas de humedad y de sequía, las durezas de las tormentas, los efectos de las devastadoras plagas,…

Es muy curioso, pero en mi caso, ha llegado a mi vida esta situación impactante, la que estoy viviendo y compartiendo con vosotros. Y la quimio, medicina que cura, ha marcado en mis uñas un círculo concéntrico que me recordará durante un tiempo que estamos en época de cambio positivo, de curación física y de evolución espiritual. Como los árboles.

Vosotros también decís que el blog os está marcando, que os impacta, que incluso os está cambiando…

¿Cómo es posible que ante lo que en apariencia los humanos entendemos como una tormenta, una plaga… nuestros troncos, el tuyo, el mío, estén marcando este periodo como un cambio positivo? No, no estamos locos. Sólo se entiende desde la fuerza del amor y la unión, desde la ilusión y la esperanza en este objetivo común, y desde la fe en que Dios y la Virgen nos acompañan en la travesía.

Las uñas, como el pelo, como tantos aspectos “formales”, regresarán. En apariencia volveremos a ser “los mismos”, y estaremos “en los mismos lugares” haciendo “las mismas cosas”. Pero… esta experiencia vivida todos juntos, a través de este blog, permanecerá en nuestros troncos, marcando un anillo concéntrico, uno especial, diferente… que hará que nuestro árbol sea más fuerte y robusto que antes.

¡Un abrazo a todos!

Anuncios

27 replies »

  1. Gabi, eres un gran y poderoso roble. Tu madera es ciertamente noble ya que por su dureza permite un tallaje casi perfecto. La gran mayoría nos hubiéramos astillado con tu situación.
    Tu madera es una madera muy uniforme y eso se refleja en claramente en NUESTRO blog.
    Tus escasas vetas hacen que tus entradas sean certeras y adecuadas.
    Y con la voluntad del Padre y el acompañamiento de la Buena Madre, te estás convirtiendo en un mueble de lujo, en un lujo de persona. Te queremos. Y como decimos siempre SEGUIMOS.

    Le gusta a 1 persona

    • Carlos… Mi madera fue tallada por vosotros durante toda la vida. Vuestro amor y vuestras contribuciones en forma de experiencia, de abrazo, de consejo… Que el Apóstol te acompañe en este camino que has emprendido. En ese camino, tu “aislamiento” de este año, disfruta de tu Paloma, disfruta de la naturaleza y fortalece tu fe. Caminamos todos tus amigos contigo. Un abrazo hermano.

      Me gusta

    • Muchas gracias familia! Marta se ha quedado sorprendida y me pregunta “¿donde están?”, como si fueran a aparecer por la puerta 😊😊

      Un abrazo y espero que a José le fuera bien con los altos mandos 😊😊

      Me gusta

  2. Gabi, qué gran metáfora para inaugurar esta nueva etapa de travesía hacia el oeste, que haces acompañado de tantas personas que has unido alrededor de tus reflexiones y de una vivencia ejemplarizante. Hablas con alegría desde el corazón y, como decía el Padre Poveda, cuando éste se amuralla bien, ¡no habrá peligro!

    Le gusta a 1 persona

    • Marian muchas gracias por tus palabras, ayer estuve en la misa de Poveda y pudimos dar gracias por su legado… Que esta vivo en nosotros. Gracias Marian por estar. De gente buena como tú sólo puede venir amor y bondad. Ah! Y Confío 😊

      Me gusta

  3. Buenas noches/madrugadas, amigo.

    Cada dia que escribes, cada día que pasa, me sorprendes con tus relatos. Hoy no ha sido menos.

    Tocas varios temas interesantes. El primero de ellos lo hablamos tú y yo. Una pena que en temas sanitarios haya recortes que nos afecten a todos nosotros. No olvidemos que todos somos pacientes en potencia. Más tarde o más temprano necesitaremos de los servicios sanitarios.

    Hablas del blog. Este blog que permite que tengas visitas virtuales a diario que tú tanto agradeces, pero ¿ y lo que nosotros te tenemos que agradecer a ti?, eso, ¿dónde lo dejamos?.

    Es evidente que esta enfermedad la sufres tú en tus propias carnes; los dolores son tuyos, el pelo se te cae a ti, las yagas te salen ti… pero al compartirlo con nosotros nos convertimos en tu cuerpo de acólitos cirineos que te intentamos acompañar en el sufrimiento, para que ese sufrimiento sea lo menor posible.

    Sé que te llega nuestro ánimo, que sabes que te damos fuerza porque sé que la sientes. Que cada mensaje aquí suma por escueto que sea.

    Hablas también de aŕboles, de madera. Tú debes estar hecho de la misma madera con la que Juan de Mesa, Martinez Montañes, Roldán, Pedro de Mena y tantos imagineros insignes tallaron la figura de Jesús para que los fieles le rezásemos. Esa madera de cedro que conmueve. De eso estás hecho tú mi querido amigo, porque tú fambién nos emocionas.

    A ver si pronto empieza esta segunda fase porque, cuanto antes empiece antes llegará el día de la curación.

    Mientras seguiremos empujando, remando hacia el oeste con el rumbo fijo sabiendo que alcanzaremos tierra más pronto que tarde, y digo alcanzaremos poque ahí llegaremos todos contigo. De eso no te quepa ninguna duda.

    Un fuerte abrazo querido amigo.

    Le gusta a 1 persona

    • Me dejas sin palabras Jesús… Por primera vez.

      A mi me conmovió como mi amigo imprimió nueve letras en folios para mandarme el mensaje más deseado en el momento de más dolor y angustia. Y tantos otros…

      Un abrazo fuerte mi querido amigo. Con más fuerza estaré ese Jueves Santo en la puerta.

      Le gusta a 1 persona

  4. No sé si lo sabes, pero también en las escamas de los peces se forman círculos concéntricos similares a los que se ven en el tronco de un árbol. Cada círculo un año. Curioso que peces y arboles, en apariencia tan diferentes, midan el tiempo de la misma manera. Lo que se ve en tus uñas es sin duda un círculo de crecimiento. Quizás como dices, este fenómeno se produce en las personas cuando crecemos a velocidad desacostumbrada.
    No tengo el gusto de conocerte pero quería trasladarte que yo también crezco contigo, que yo también remo contigo.

    Le gusta a 1 persona

    • Rafa, no sabía lo de los peces y realmente me parece maravillosa la coincidencia. Tan maravillosa como la “coincidencia” de que estemos remando y creciendo juntos. Y es que yo creo en esas “coincidencias”.

      Será un placer conocerte. Ya nos estamos conociendo. Muchísimas gracias Rafa por tu compañía. Un fuerte abrazo!

      Me gusta

  5. Querido primo. cuánto echaba de menos que escribieras!! Definitivamente estoy enganchada al blog 😜. No pasa un día sin que lo mire. Deseando estoy que escribas y saber que el viento sopla constante y firme hacia el Oeste. Como ya te dije en una ocasión, “alucino contigo”. No sólo eres un máquina como Teleco! Es que las letras se te dan de lujo!
    Espero que pronto empiece la Fase 2 para que te cures lo antes posible y nos llenemos de círculos, MUCHOS CIRCULOS.
    TE QUEREMOS

    Le gusta a 1 persona

    • Prima!!! Parece que pronto volveremos a la rutina de la curación y estaré por el blog con mayor frecuencia.

      Muchas gracias por tus palabras. Y sobre todo muchas gracias por tu cariño. Por tu sonrisa perenne, esa que no se te cae de la boca nunca. Por la alegría que transmites alrededor. Un besazo prima! 😘😘😘

      Me gusta

  6. En esta nueva etapa te enviamos nuestros animos y nos alegraremos por tu pronta victoria. Este blog nos ha unido mucho mas a ti, una union que comenzo con nuestra sobrina y que has hecho durante este tiempo, que se agrande tanto contigo como con Reme. El blog nos tiene enganchado, no solo cuando lo abrimos, sino durante todas las horas, pensando en recibir tus buenas noticias en un tono tan alegra y cariñoso como el tuyo. Un fuerte abrazo y ¡¡¡ADELANTE¡¡¡

    Le gusta a 1 persona

  7. Animo Gabi,la espera se te hara corta porque estaras disfrutando de tus maravillosos hijos,Reme y familia y ellos de ti.
    Yo tambien estoy enganchada al blog pero después de leer lo bien que escriben los blogueros y a mi que no se me da muy bien las letras ,no te escribo mucho pero que sepas que te sigo dia a dia y estas muy presente en nuestros corazones y pensamientos.
    Muchos besos querido primo
    Te queremos

    Le gusta a 1 persona

  8. Hola Gabi, hoy nos hablas de las huellas que deja el paso por la vida con sus circunstancias: de los surcos de tus uñas, de los círculos de los árboles… Otras huellas profundas son las cicatrices, esas que pican cuando el tiempo cambia, o el deterioro físico al que vamos acostumbrándonos sin darnos cuenta. Todo es bueno y para bien. Todo nos nos hace crecer por dentro aunque por fuera no lo parezca. Y vamos madurando, humanizándonos, navegando y ajustando las velas según venga el viento.
    Adelante siempre con la mirada puesta en La Estrella de los Mares. Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

  9. Tienes la virtud de que cuando escribes, al lector, en este caso yo, nos pones sobre la mesa un tema que hace reflexionar. Sobre “el tronco del árbol” reflexionabas ayer y, no se si has caído en la cuenta, de que ese tronco que crece a base de círculos, es un símil perfecto de cómo crece tu vida, o la nuestra.

    Sin embargo en cualquier momento ese tronco se puede partir y….
    Te voy a contar una historia, verídica, para que veas lo que puede pasar cuando eso ocurra.

    Corría el año 1990 cuando Patri, mi hija y prima tuya, vino del colegio con una maceta en la que había sembrado una planta de un pino. Con todo el cariño del mundo lo metió en el arriate del jardín de la casa. Y pasaron los años. El pino creció, tu prima creció, nosotros crecimos. Estábamos encantados con el pino porque sabíamos que cada círculo que aumentaba el tronco era un año más que ella estaba con nosotros.

    Pero un mal día la historia se quebró porque el vecino de al lado denunció que el pino le ensuciaba su patio con “mijillas” y el pino hubo que cortarlo.
    Tristeza por lo ocurrido porque decidí quedarme con una “rueda” del tronco, conté los círculos y resulta que había estado con nosotros 22 años.

    Pero la naturaleza es sabia y al poco tiempo el tronco cortado, como el olmo centenario de Antonio Machado “con las lluvias de abril y el sol de mayo, algunas hojas verdes le brotaron”. Y ahora el pino ha vuelto a crecer y vuelve a estar con nosotros.

    Pues esta es tu historia, querido Gabi: el tronco de tu vida se ha doblado por unos momentos pero con tu esfuerzo, el cariño de todos los que estamos contigo y tus médicos, ese tronco volverá a reverdecer para siempre y sus círculos volverán a aumentar año a año.

    Te envío un enlace para que veas el tronco de Patri y un fortísimo abrazo.

    Le gusta a 2 personas

    • Tito muchas gracias. Ya de vuelta en la habitación y con mas tiempo para responder a los comentarios. Me ha encantado la historia del árbol. Es preciosa. Y muy significativa. Ahora que empiezo la quimio de la fase 2, mas heavy, pienso que esto es como una poda que hay que realizar para que el trono crezca mas sano.

      Un abrazo familia. Os quiero.

      Me gusta

  10. Querido Gabi. Espero que puedas iniciar pronto esta nueva etapa de tu travesía. Cada vez más cerca de llegar a tu destino, que todos hemos hecho un poco nuestro. Todos tus avances son alegría para nosotros y todo lo que escribes nos llena de fuerza y de fe. Mil gracias de nuevo por tu blog que tanto bien nos hace a todos.

    Te mando un beso y un abrazo muy fuerte. Todo irá bien, yo tb confío 😊.

    Le gusta a 1 persona

  11. Querido Gabi, atravesamos un período de calmachicha necesario en toda travesía para ordenar ideas,reflexionar y estar preparados por si llegan vientos poco favorables.

    Te admiro,y admiro tu capacidad(que es gran virtud) para sacar lo mejor de cada uno de nosotros,porque seguro que nos pasa a todos cuando te leemos.

    Doy gracias a Dios por hacer que podamos compartir contigo un poquito de tu “carga” a través de este blog.

    Besos mil Gabi y seguimos remando hacia tierra firme.

    p.d. Dile a Reme que me acuerdo mucho de ella.

    Le gusta a 1 persona

    • Gracias Carolina, Reme y en especial las niñas te mandan muchos besos, y te dicen que el verano sin Solycarmen (todo junto porque eran ya un todo) no es lo mismo.

      Ya estamos de nuevo en la habitación, se ha terminado la calma chicha y comenzamos de nuevo. Gracias por vuestras oraciones. Os quiero familia.

      Me gusta

  12. Hola Gabi!!! Sólo quería decirte que estoy muy orgullosa de ti y de la manera en la que compartes con nosotros tus sensaciones y emociones. Te admiro muchísimo y cada vez que leo tu blog consigues que valore las cosas un poquito más. Me estás ayudando mucho a no preocuparme de vanalidades y que cada momento sea especial!!! Te deseo lo mejor y espero que nos veamos muy pronto!!! Sigue escribiendo por favor!!! Muchos besos!!!

    Le gusta a 1 persona

    • Virginia, muchísimas gracias por tu comentario. Yo también estoy deseando veros y conoceros más profundamente en persona. Seguiré escribiendo cuando la salud y las pruebas me dejen. No os preocupéis cuando no lo haga. Un besazo

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s