Sin categoría

Creer hasta el final

Hola amigos,

En primer lugar os pido perdón por la tardanza de este post, debido a que estoy intentando exprimir cada momento fuera del hospital. Con la familia, con los amigos…

Todos somos conscientes que ha sido un ingreso duro. Durísimo. Reviso los (pocos) vídeos que me grabé y que envié a mis hermanos y ponen los pelos de punta…

En lo médico, he estado esta semana de múltiples revisiones y pruebas. Las instrucciones de los doctores fueron muy nítidas: Gabi, ahora toca recuperar tu cuerpo, no se puede hacer nada más hasta que no lo recuperes. Yo me afano en la tarea, como siempre, con ánimo y empeño de estar físicamente lo mejor posible, y también con una alimentación que me permita recuperar peso y energía. Es inevitable sin embargo, en esta ocasión, hacer una valoración y un recuento de los daños producidos por el último ingreso: lo más “evidente” es que he tenido una pérdida de audición considerable en el oído izquierdo, con los consiguientes pitidos (acúfenos) y mareos. Parece que se trata de un daño por toxicidad de los tratamientos recibidos, y ya veremos si es reversible o permanente. Aparentemente no es nada “grave” pero sí te recuerda las 24 horas del día que el daño está ahí, lo que llega a ser angustioso…

En cualquier caso, la terapia física debe ir siempre acompañada de un esfuerzo por seguir viviendo. Por aprovechar el regalo de cada día, con aquellos dones que se nos conceden. Os podría hacer la lista de pequeños acontecimientos, en su mayoría nada heroicos, que conforman esa colección de momentos inolvidables. Es ahora, en “la calle”, cuando además no tenemos fecha de vuelta al hospital, cuando sabes que no puedes desaprovechar ninguna oportunidad.

Así ocurrió hace justo una semana. Mi móvil suena y un SMS de un número desconocido entra diciendo. “Hola Gabi, soy Joan Plaza, quería saber cómo estabas y tomar un café contigo. ¿Por dónde vives? Un abrazo”. Las reacciones de mi familia fueron diversas. Desde “qué guay, dile que venga a casa” hasta la de mi niña, más precavida, que dijo “eso es un ladrón que quiere saber dónde vives”. 🙂

Tras un breve intercambio de más mensajes, todavía con la duda de si sería el “verdadero Joan”, quedamos en que yo me desplazaría al Carpena para charlar un rato antes de que el autobús del Unicaja partiera hacia el aeropuerto, rumbo a la final en Valencia. Allí pude saludar, desear suerte y conversar tranquilamente con todos: Bonny Ndong (todo un caballero),  Dani Díez, Nedovic… Luego llegó Carlos Suárez, que ya había utilizado mi foto de #MálagaNoSeRinde para twittear que, si yo no me rendía, ellos tampoco. Finalmente apareció el entrañable anfitrión de todo aquello.

Con Joan hablé de mi estado, de mi enfermedad, pero mayoritariamente de aquello que a los dos nos apasiona: el baloncesto y la estrategia. Saber leer el juego de manera táctica y también saber leer la psicología de la situación, del rival, del entorno… Conversamos de disfrutar del juego, de no presionarse en exceso, de confianza, de fe, de aprovechar las oportunidades sin salirnos de nuestros valores y nuestro estilo. De darlo todo y volver siempre satisfecho. También le comenté mi teoría del “efecto vinagre” (esto queda entre él y yo) 🙂 En definitiva: Joan me hizo todo un regalo, no solo por el polo firmado por los jugadores que me regaló, sino sobre todo me hizo olvidar completamente todo el dolor pasado mientras veía como pude todos los partidos de las eliminatorias de Eurocup en aquella tele pequeñita de la habitación 602…

IMG_1252

Al día siguiente, vimos mi hermano y yo el partido en mi casa, esta vez en televisión grande. La historia la conocéis todos. El partido fue una demostración de tantos y tantos aspectos que no debemos olvidar y que me aplico en mi día a día: soñar, esforzarse, no venirse abajo cuando el enemigo parece que ha resuelto todo, creer, luchar, sin dejar de disfrutar, sin abandonar los valores que nos trajeron hasta esta final… En ese último cuarto mágico, veía a Carlos Suarez haciendo un sobreesfuerzo brutal, cumpliendo su compromiso de un día antes. Y así el resto. De repente, recordé mi conversación con ellos. Comencé a verlos exhaustos, pero disfrutando. Y llegó el “efecto vinagre”. Y ganamos la Copa… y me acordé de mi padre, y di gracias por vivir.

IMG_1283

Y allí estaba Joan, el que creyó hasta el final, el que se preocupó por mí durante sus días de mayor tensión, el que priorizó venir a mi casa antes de otras actividades. Mirad sus palabras para Onda Azul (pinchar enlace):

https://goo.gl/photos/EVSZCGDkahbruXCw8

Al día siguiente, solo sentía que tenía que darle la gracias a mi amigo Joan en persona. Mi hada madrina Elvira hizo la magia. Sin que nadie de Unicaja supiera nada, me presenté en el Ayuntamiento. Y todos se alegraron de verme. Y pudimos disfrutar de la victoria. Y Joan se abrazó a mí para decirme “lo hemos conseguido, Gabi”.

Está claro que uno vive más animado la enfermedad cuando comprueba de forma tan cercana que los que sueñan, creen, confían, no se rinden, no se doblan ante la adversidad, disfrutan, viven y se esfuerzan a pesar de todo al final consiguen el objetivo. Este equipo, el equipo de mis amores, me lo ha demostrado. Descomponer la alta montaña en pedacitos de roca para escalar.

Pero incluso por encima de eso me quedo con los valores de aquel, como mi amigo Joan, que prioriza en el día de mayor estrés de su vida el ver a un aficionado “desconocido” sobre otras actividades. Que se acuerda de su amigo Gabi en el momento de la victoria..  Gracias, Joan, siempre guardaré lo vivido y nuestra amistad en mi corazón. Y ojalá celebremos muchas más “victorias”, entre ellas la mía, juntos.

IMG_1308

Un abrazo amigos. Yo confío. ¡¡¡VAMOOOSSS!!!

Anuncios

Categorías:Sin categoría

16 replies »

  1. ¡¡VAMOOOOOOOOOOOOOOOO!!

    Los valores que transmites y que con tanto ahínco demuestras en tu día a día son sobrehumanos. Como bien dices, y como hizo Joan Plaza y los jugadores el pasado miércoles, aunque todo parezca acabado, hay que luchar y creer hasta el final.

    Y sabes que tienes detrás mucha gente apoyándote. Algunos conocidos, y otros “desconocidos” aunque de la misma familia, ya sea baloncestística o marista (A veces de ambos bandos).

    Fue un placer gritar, sufrir, padecer, animar y disfrutar por ti allí en la Fonteta.
    Me alegró disfrutar contigo y con Rafa de ese Facetime falto de palabras pero lleno de sentimientos de alegría.

    Un abrazo gigante.
    Alberto García

    Le gusta a 1 persona

  2. Las grandes personas aparecen en los grandes momentos. Vaaaaaaamosssss Gabi. Disfruta todo lo que puedas estos días de celebraciones por todo lo que nos gusta y compartimos, baloncesto​, Semana Santa, familia……Y sigue esa maravillosa recuperación. Seguimos creyendo. Un fuerte abrazo

    Me gusta

  3. Que bien leerte!! Y ver que estás disfrutando a tope, como tú sabes! Como me acordé de ti cuando me enteré que el unicaja fue campeón! Que alegría saber que lo disfrutaste así de bien… jejeje!
    Sigue así de bien con tu recuperación! Animo! Vamooos! Muchos besos!

    Me gusta

  4. Qué maravilla tu post Gabi…. Te lo dije ese mismo día, nada más terminar el partido. Llevaba todo el día soñando que la victoria era posible y en cómo lo disfrutaríamos todos pero tú sobre todo 😃. Hay que soñar, querer, luchar y confiar. Eso es lo que tú haces, nunca te rindes y fíjate cuánto has conseguido y lo que vas a conseguir.

    Qué bonitas fotos, qué momentos tan emocionantes has debido vivir estos días, cuánto me alegro por tí. Tú nos enseñas otra manera de vivir, de afrontar las dificultades con fe y fortaleza y de disfrutar de cada momento valorando lo que verdaderamente importa, las cosas pequeñas, lo más cercano. Te mereces todo lo mejor. Espero que vayas mejorando de las molestias del oído y que estés cada vez más fuerte.

    Ojalá podamos vernos pronto. Os mando un beso un beso enorme a toda la familia, seguro que estáis disfrutando estos días estando juntos. Cuídate mucho ❤️🙏😊😘

    Le gusta a 1 persona

  5. Últimamente he ido a algunos partidos de Unicaja! Han sido muy emocionantes y en todos han ganado! El último fue la final que jugaron aquí y ya sabes que en todos los minutos te tuve/os tuve presente. Cuando gritaba el Sí se puede! además del Unicaja era para vosotros.
    La final por la tele tb fue espectacular. Y una lección de vida que no veas como me está sirviendo para los peques cuando se frustran pronto..y conmigo claro! Yo creo que todos los que te acompañamos celebrabamos la victoria del Unicaja y la tuya!! Sí se puede!! #NiGabininosotrosnosrendimos 💪💪🏆🏆🏆
    A seguir disfrutando de estos días 😘

    Le gusta a 1 persona

  6. Impresionante historia Gabi. Qué emocionante. Como siempre, dejas huella en la gente, en el propio Joan Plaza que habrá vivido y conocido mucho y que te menciona recién conseguido un logro. Qué alegría que estés viviendo estos momentos con esta intensidad. Sin duda da fuerzas para seguir la travesía. Yo confío.

    Le gusta a 1 persona

    • Muchísimas gracias, querido vecino de abono, por un escrito precioso sobre estos sentimientos. Al final el baloncesto es una manera de encarar la vida… y esos momentos vividos son inolvidables. Te mando un abrazo muy fuerte. 😊😊💪💪💪

      Me gusta

  7. Gabi. Tanto el dia de la final del Unicaja como ayer viernes santo me acorde, con emocion, tanto de ti como de tu padre (mi primo) y de ese palmeteo nervioso de manos que inventamos el, Marcelino y yo cuando estabamos en Granada. Vamooos!!!!!.

    Le gusta a 1 persona

  8. Estupendas noticias Gabi¡¡¡¡ se te ve genial…..estoy segura de que esa recuperación será mucho más llevadera rodeado de la familia, y con tus niños.
    Pasaran al olvido los duros momentos vividos y una vez en el recuerdo te serviran para dar aún más valor si cabe, a todo lo maravilloso que rodea nuestras vidas y que a veces no le damos la importancia que tiene.
    He leido tu post y además has disfrutado con amigos y de tus aficiones……buenisimas noticias, señal de que la recuperación total está ahi …..cerquita…
    Un abrazo fuerte y vamooossss a por la recuperación¡¡¡¡¡

    He tardado en leer tu post porque he disfrutado de unos dias de semana santa con mi marido y mis hijos en Córdoba y granada….magnificas procesiones….me han encantado.

    Le gusta a 1 persona

  9. Qué bueno, Gabi!
    Hablas del regalo que te hizo Joan Plaza al propiciar el que pudiérais veros y estar junto al equipo horas antes de la gran hazaña.
    Pero yo creo que fue recíproco. Para los jugadores de Unicaja, al igual que para cualquier lector de tu blog, les enseñaste a luchar por el partido de nuestras vidas. Quién mejor que tú.
    Así que por mi parte, enhorabuena Gabi, porque con ese encuentro tú también contribuiste a la victoria del equipo de tus amores.
    Un abrazo fuerte, campeón!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s