Sin categoría

Elena

Hola amigos,

Una breve nota en lo médico, pues no hay excesivas novedades: me hicieron la punción en la espalda, dirigida a través de scanner, de la cual obtuvieron tanto tejidos para analizar como una jeringa de pus al succionar la zona afectada. La aparente alegría por la evidencia de la existencia de pus, y la buena noticia de que los tejidos no estaban afectados por leucemia, dejó paso a una nueva nebulosa porque los cultivos realizados no explicaban qué bichito es el que está provocando la infección… Así que seguimos a la espera, y aunque la espalda va un poquito mejor, sigo necesitando de antiinflamatorios. Probablemente me tengan que repetir la punción esta semana, en otra zona. Seguiremos informando 🙂

Estamos a final de curso, y este post se lo quiero dedicar íntegro a mi hija Elena. Ella termina ahora sexto de primaria. Un momento de transición donde parece que el tiempo se detiene. Y observas a tu hija. Atrás quedó el tiempo donde papá la vestía bien temprano para ir a la guardería desde la Cala del Moral hasta allá por Martiricos, y le realizaba los famosos peinados “cola palmera” y “coletas fuente” con la que quedaba siempre tan graciosa y sonriente. Elena ya tampoco es la pequeña a la que llevaba de la mano al colegio, subiendo todos esos escalones, mientras me pedía canciones en el trayecto del coche. Ni siquiera parecen quedar rastros de aquella niña que caminaba lentamente por el pasillo de San Gabriel para recibir su primera comunión…

Mis continuos ingresos no me han permitido seguir de cerca estos dos últimos años de crecimiento. Un crecimiento, amigos, que puedo confirmaros que se ha materializado por dentro y por fuera. Lejos de necesitar que yo me convirtiese en un padre exigente y duro al volver a casa, ella ha tomado un altísimo grado de responsabilidad tanto con sus tareas como con los quehaceres de la casa, en especial con el cuidado de su hermano Gabi. Elena, que parece siempre esquiva a los gestos de cariño, se acerca con preocupación a chequear cómo me encuentro, y acude siempre solícita a todo lo que le digo que voy necesitando.

Os cuento una anécdota: las circunstancias hicieron que tuviéramos que mover la celebración de su cumpleaños de Noviembre a Enero, y luego de Enero a… sin día. Estamos a finales de Junio y su onceavo cumpleaños no ha sido celebrado aún. Ni siquiera le pudimos buscar el regalo… Todos estos meses, ella no sólo no ha reclamado nada por su parte, sino que al contrario, convirtió ese hecho en un motivo más para animarme a mi recuperación. “Papá, cuando estés mejor entonces celebraremos mi cumpleaños”, repetía con cierta frecuencia con su habitual ilusionante sonrisa…

Llegados a este punto de mi enfermedad, donde “estar mejor” o “estar peor” cada vez depende más de mi propio estado físico y de ánimo, decidí que era el momento de hacer algo. Así que preparamos un cómplice plan entre padre e hija, en compañía de Reme y de mi suegro. La recogí por sorpresa del cole, y me la llevé a hacer un plan de esos que siempre hubiéramos hecho estando sanos. Primero un trayecto en coche donde hablamos de todas sus anécdotas del día y de la semana: el fin de curso, los profesores, sus amigos, sus planes para el verano… Seguidamente fuimos a la tienda a comprarle su regalo, algo que le hacía mucha ilusión y que llevaba mucho tiempo posponiendo. Me di cuenta de lo grande que está ya, y cómo se fija en aspectos como “papá yo no necesito el que sea más caro”, “vamos a leer las características”, “mira papá cuánta garantía tiene …”. Y finalmente, regalo en mano, ¿qué mejor que un atracón de salchichas con ketchup en el Ikea para celebrarlo? 🙂

El regalo de ese día no fue el de cumpleaños, nos hicimos ambos el regalo de convertir un día cualquiera en un día especial, un día de los que serían “normales” en otras circunstancias, pero que ahora es grandioso e irrepetible. Elena, te haces grande y yo doy gracias a Dios por poder contemplar aquí en casa cada uno de estos pasos. Aunque en lo profundo de mi corazón, sigues siendo aquel bebé que se dormía acurrucado en mi hombro mientras te cantaba una nana por el pasillo.

Un abrazo amigos. Yo confío. ¡¡¡Vamooosss!!!

 

Anuncios

Categorías:Sin categoría

24 replies »

  1. Gabi, creo q este es uno de tus post q más me han emocionado.
    Esta Elena que tenéis es además de buenisima, fuerte y lista, es muy guapa!! Me alegro mucho de que hayáis pasado ese grandioso día, disfrutandoos tu maravillosa hija y tu.

    Un besazo muy fuerte. ¡¡Nosotros confiamos!!
    ¡¡Vamooosss!!

    Le gusta a 1 persona

  2. A mi también me ha gustado mucho y me ha venido muy bien personalmente esta gran lección de vida, disfrutar lo que tenemos, aunque la enfermedad a veces trate de ocultarlo.
    Que guapa y mayor está Elena. ¡Enhorabuena a toda la familia!, incluidos abuelos.
    Saldrás adelante Gabi, confío en Dios y en tu gran salud espiritual y mental
    Un abrazo para Reme y para ti.

    Le gusta a 1 persona

      • Hola Gabi, tú no me conoces, soy una de tantas personas con fe que reza por ti. He leído a la Dra Odile Fernández, en uno de los libros que escribió tras su curación que es muy importante no tomar nada de azúcar y está en muchos alimentos. Vigila que no estés comiendo durante un tiempo nada que contenga azúcar, es muy importante según ella. Que el Señor conserve y aumente tu fe y tu alegría. Un abrazo

        Le gusta a 1 persona

  3. Preciosa Elena, toda una chica ya¡¡¡¡y es que el tiempo no se detiene y es una bendición que asi sea; que los niños crezcan y que nosotros los padres veamos que se hacen responsables, que algo de lo que les hemos enseñado ha brotado en ellos; cuando vemos que nuestros hijos se han convertido en personas de bien o por lo menos lo intentan todos los dias, entonces es cuando los padres sabemos que hemos cumplido con nuestra obligación, la de cuidar y educar siempre en el amor y el respeto.

    Son estupendas las noticias de tu recuperación, poco a poco pero superando etapas; ese virus que se resiste seguro que acabará por ceder y pasara a ser un mal recuerdo, además estas mucho mejor que en dias anteriores porque se nota en la emoción con la que describes los momentos tan bonitos que has pasado con los tuyos, con tu niña y seguro que con el chatiño pequeño que debe ser el que os hace mover a todos aunque no querais….Felicidades Gabi…tienes una preciosa familia y estoy segura de que te quedan muchos buenos momentos por vivir con ellos porque esto no ha hecho más que empezar…yo tengo experiencia, tengo chicos ya de veintitantos; verás cuanto van a ir cambiando, lo mucho que van a crecer y aunque logicamente habrá buenos y no tan buenos momentos, merecerá la pena porque el amor siempre se impone y a los padres nos hace muy felices ver la progresión vital de nuestros hijos.

    Asi que vete acostumbrandote a los cambios porque la niña que mecias antaño ya casi es una chica, y el bebe que gateaba hace poquito pues ya viene ahi…presionando a sus hermanos, haciendose notar; no tienes excusa tienes que recuperarte porque aun tienes mucha tarea y Dios sabe que las tareas hay que cumplirlas.

    Animo Gabi….ya queda menos para sanar …ya estas en el buen camino…ya no hay rastro de la enfermedad…y ese virus que esta ahi dando la lata tiene los dias contados..

    Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

  4. ” Touché” de nuevo Gabi, ” ” touché”!!!! Me admira tu habilidad para poder expresar mediante las palabras , emociones tan hondas, tan personales!!!!! A medida que las leía, se me iba encogiendo ” el alma” y al mismo tiempo se llenaba de una infinita alegría y carińo hacia tí!!!! Bendito seas mil veces !!!!!!! ENHORABUENA por esa hija DIGNA de unos padres como vosotros!!!!! Cada vez CONFÍO MÁS!!!!!! VAMOOOOOSSSS!!!!!!

    Le gusta a 1 persona

  5. Gabi, no nos conocemos pero te sigo desde Alemania. En mi familia hemos pasado por la misma situación, así que por eso aún te admiro más. Este último post me ha emocionado. Tu hija Elena también puede estar orgullosa de tí. Mucha fuerta y a por todas. Lo vas a conseguir !

    Le gusta a 1 persona

  6. Querido Gabi una vez más me has dejado sin palabras y sin poder reaccionar. Eres único. Seguimos confiando y pidiendo al Señor por tu completa recuperación, que cada vez está más cerca. Un fuerte abrazo y a disfrutar de la familia otro verano más.

    Le gusta a 1 persona

  7. Otra vez haces que me emocione! Leerte me hace reflexionar mucho del ritmo de vida que llevamos y de que poco lo disfrutamos!! Eres grande … y es que tu hija no va a ser menos!! Tienes una preciosa familia !
    Animo!! VAMOOOS 😘

    Le gusta a 1 persona

  8. Qué foto tan bonita Gabi !
    Emocionada por tus palabras y por poder ratificar lo que dices sobre Elena.
    Los años que vivimos junto a vosotros y compartimos con Elena,ya confirmaban lo linda y buena persona que es tu hija,su calidad humana,aun siendo tan pequeña.
    Pues si,Gabi,siéntete orgulloso de tener como hija a una excelente persona.
    Con cariño verdadero 😙

    Le gusta a 1 persona

  9. Un abrazo enorme a los dos… como pasa el tiempo, Elena está linda y feliz… Que Dios te diga regalando la capacidad de vivir cada momento como una aventura, como una fiesta de cumpleaños!!!

    Le gusta a 1 persona

  10. Gabi, estáis estupendos en la foto, qué orgullo verla crecer tan buena y responsable, eso os los debe a Reme y a tí. Sigo rezando por tu recuperación, que Dios te bendiga y te guarde. Vamos!!!!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s