Sin categoría

No temas…

Hola amigos,

Os dejé hace un par de semanas en una situación extraña, complicada e incierta. Sorprendentemente, la vitalidad que se había perdido aparentemente a causa de un virus, ha vuelto. Parece (gracias a mi cuñado Paco) que aquel atontamiento pudo haberlo provocado el cambio en la marca de los parches de morfina, que básicamente me provocó un “emporramiento generalizado”. Puede que el virus finalmente se marchase. ¿Quién sabe?

La semana pasada ya hicieron los decisivos PET/TAC y Resonancia Magnética. Gracias a Dios, las lesiones que había en el PET/TAC inicial han desaparecido todas. Bendita quimio que se llevó una buena parte de mi salud, y bendita radioterapia… Sin embargo, ahora parece que tengo un acceso infeccioso en los lumbares, concretamente en la vértebra L5 que también afecta al músculo psoas. ¿Infeccioso? Eso dicen los radiólogos. ¿Leucémico? No lo parece. Sospechas, dudas, fantasmas… que habrá que resolver este miércoles con una punción de la zona afectada. Es una zona delicada, y un diagnóstico delicado, que probablemente requerirá que mañana me ingrese.

Así es mi vida ahora. La mía, y la de los que me quieren y están tan cerca de mí que viven y ven mi realidad día tras día. Incertidumbre. Duda. Sobresaltos. Pruebas constantes en busca no sólo de lo que ocurre sino de lo que pudiera estar ocurriendo. Quien pretenda encontrar paz, tranquilidad, normalidad… mejor que no se acerque mucho 🙂 Aquel que necesite planificar a medio y largo plazo, no me encontrará en su agenda. No sé ni siquiera lo que podré o el cuerpo me permitirá hacer hoy mismo.

Por suerte, y gracias sin duda al Señor y su fuerza, sí he tenido una semana donde tras el bajón del virus/porro he podido levantar un poco la cabeza. Aún muy convaleciente y débil, me uní a una eucaristía y adoración al Santísimo organizada por el Camino de Emaús, donde yo encontré la fuerza del Señor que necesitaba y muchos asistentes encontraron además el sorpresivo regalo del encuentro mutuo. Luego un simple BurgerKing en familia con peliculita en casa. Poder conducir el coche desde casa a la iglesia de San Miguel y que tu hijo pequeño te diga “Papá, ¿ya te has curado? Estás conduciendo”. Volver a reír en casa y a hacer bromas, volver a generar esperanza y alegría en los que me rodean. Ir con mis suegros a celebrar el resultado del PET a La Canasta y tomarnos una rebanada de rico pan con jamón; o al Club Mediterráneo a charlar con mis cuñados de sus ilusionantes proyectos laborales. Acompañar a Reme a por sus flores que cada vez son más pétalos de vida que entrega desinteresadamente colaborando con AVOI y en la que está tan ilusionada. Ver a Joan Plaza y a los jugadores en Eroski junto a mi hermano Rafa, acordándome de mi hermano Miguel. Recibir una gran sorpresa de mi coro en forma de oración comunitaria y ensayo en Gibralfaro en una sillita de playa para estar cómodo y arropado; o reunirnos en casa de mi madre para llenar esa casa de música y fraternidad con sus magníficas tapitas por una tarde…

Seguro que pensáis que son cosas tan… simples. Pero es que además todo eso está limitado: intermitente e intenso dolor en la espalda, ritmo lento al caminar, con necesidad de apoyarme en alguien para subir escalones, sin poder coger mis propias cosas y tener que llevármelas otros, necesidad de estar sentado mucho tiempo…

Este conjunto es lo que yo defino hoy como “vida”, como “levantar la cabeza”. Quizá muy pocos comprarían este paquete de actividades y limitaciones como algo deseable. Yo sí.

Además, el Señor está siempre ahí. Bendito sea Dios, que me regala a personas que tienen una visión especial, que va más allá de la “normalidad” y lo “apetecible”. Que, por puro y desinteresado cariño, son capaces de aminorar el paso para ir a mi lento ritmo, agarran mi mano para subir cada escalón, se preocupan de buscar el mejor asiento, transportan el peso de mis cosas, preparan y me traen la comida más adecuada, u ofrecen la palabra y el gesto de ánimo más alentador anticipándose a mis a veces grises pensamientos…

Mañana llega otro escalón. Yo, como siempre, seguiré dándolo todo. Confiando. Luchando. Rezando. Que la Virgen guíe esta nueva etapa. Que dé fuerzas a los que lo viven de cerca, y que no desfallezcamos.

Me quedo con el sonido de una banda sonora que nos ha acompañado desde el principio y que siempre vuelve recurrentemente. No temas. No temáis. Alegraos. No tengamos miedo a ser felices. Porque aunque parezca mentira, con una simple colección de actividades básicas y limitadas físicamente se puede VIVIR y SENTIRSE VIVO.

Un abrazo. Yo confío. ¡¡¡VAMOOOSSS!!!

Anuncios

Categorías:Sin categoría

14 replies »

  1. Manolo y Filu me ha quitado la entrada, porque lo que yo iba a decir era justo eso “¡¡Ole tú y tu familia!!” A seguir haciendo esas pequeñas grandes cosas que unen la familia, que hacen VIVIR y sentirte VIVO. Seguimos con vosotros!! Rezando para que no os falten las fuerzas, mandándoos todo nuestro cariño y nuestra energía. Muchos besos 😘😘😘

    Le gusta a 1 persona

  2. El AMOR que trasmitís tu, y toda tu familia, es el que genera esa respuesta de cariño, ese tenernos en vilo, espectantes, contemplando el milagro de la superación de cada dificultad, de cada día. Ese es el caldo de cultivo, el que te cura a ti y a todos los que te seguimos y queremos, nos cura de todos los pequeños achaques y dificultades. EL CARIÑO es lo que mas alimenta y ES LA MEJOR MEDICINA
    Mañana es San Antonio de Padua el Santo de los Milagros y de lo Imposible
    Os queremos

    Le gusta a 1 persona

  3. No te conozco personalmente, pero he seguido tu trayectoria en estos meses, gracias a la información de Miguel y Reme.
    Las reflexiones que acabo de leer, me han llegado al hondón del alma.
    Es fácil adivinar la finura de espíritu y sentido de la trascendencia que son inherentes a tu persona, a tu familia, a las pequeñas y grandes cosas que vives cada día
    Se nota que tienes el corazón anclado en una serenidad que no está condicionada ya por las fluctuaciones de la vida o del pensamiento.
    No dejes de escribir tus reflexiones y regalarnos algunas de ellas, de vez en cuando.

    Le gusta a 1 persona

  4. Pues yo cuando leo tus palabras, si que encuentro PAZ Y TRANQUILIDAD…Eres un orgullo de hijo, padre , hermano, esposo , yerno, cuñado,tio,primo, sobrino… y amigo.Claro que YO CONFÍO …VAMOSS!!!
    😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍

    Le gusta a 1 persona

  5. Impresionante coro¡¡¡¡¡
    Ver mas allá de la convalecencia es muy dificil, pero es necesario un periodo de restablecimiento para encontrarnos mejor; la cantidad de cosas que has hecho con tu familia y tus amigos, todas esas personas que te quieren y están ahi ….son sorprendentes, has realizado muchas actividades de las que antes ni serias consciente y ahora si lo eres.A veces las cosas mas pequeñas e insignificantes que realizamos a lo largo del dia son las que nos aportan más felicidad y sosiego, en nuestra rutina diaria estamos tan ocupados que ni siquiera las apreciamos y tu Gabi las has vivido tan intensamente que hasta da un poco de envidia (sana) observar en tus palabras tanta emoción por haber compartido tanto todos estos dias.
    Yo sabia que el virus ese desapareceria y me imagino que lograr una cierta holgura de bienestar en pleno proceso de recuperación es un objetivo que lleva su tiempo conseguir, lo importante es que los baremos que utilizan los médicos para valorar tu estado digan que todo va bien, o por lo menos lo bien que se espera en estas circunstancias.
    Y a los hechos me remito en el coro se te ve muy bien, y como te ha dicho tu niño :estas mejor, porque ya conduces y ya has salido de paseo y has compartido con tus amigos y porque Dios no abandona a sus guerreros.
    Espero que la prueba que tienes pendiente salga bien y que tu mejoria se siga imponiendo dia a dia, lenta pero segura…confiando siempre..

    un abrazo

    Le gusta a 1 persona

  6. Caramba Gabi! A tu pregunta de dónde vas a estar ese próximo día de ensayo del coro, está claro! Allí en la Parroquia o en casa de Lorena o dónde quiera que estés haciendo lo que mejor te sale, DEMOSTRARNOS QUE AÚN ABAJO, TU LLEGAS CON ESE DON QUE EL SEÑOR TE DIO, A LO MAS ALTO DE TODOS NUESTROS CORAZONES, ERES EL HÉROE de nuestras vidas, la ALEGRÍA del que sabe SABE APRECIAR, la ILUSIÓN, esa ilusión inmensa de una futura madre. Vamos a gritar como en los partidos del Unicaja, ARRIBA ARRIBA Gabi!!!!!🙌🙌🙌📢📢📢 estás aquí con nosotros, acaso pensaste que te librarías de un ensayo? Ensayo virtual!!! Chico!!!
    Un besote de Clau y Naty. Por cierto Reme con que os alimentais en casa? Esa energía!!! Ay ay aay !!! Yo quiero también , haz un saquito de eso tan bueno para nosotras😍😍😘
    Confío CONFÍOOOOOOOOO

    Le gusta a 1 persona

  7. Querido Gabi, vemos que a pesar de lo que nos cuentas, el ánimo , la esperanza y la fe siguen bien altas. Nuestro deseo a día de hoy es que el resultado de las próximas pruebas sea el mejor posible, que la recuperación, aunque lenta, siga su camino y llegues al final de tu proceso de curación muy pronto. Que tu confianza siga inalterable y Dios te siga concediendo su paz y serenidad en todo momento. Un fuerte abrazo y … sigue cantando. La música alegra el corazón y es una forma inigualable de dar gracias a Dios. Vamoooosssssssss!!!!!!!!!

    Le gusta a 1 persona

  8. Emocionada estoy Gabi con todo lo que nos has dicho y con ese coro de nińas tan lindas y preciosas de voz clara y firme que contagian una alegria sincera y juvenil!!! SE NOTA LA SOMBRA DE DIOS SOBRE VOSOTROS!!!! Ahora, más que nunca todos confiamos!!!! VAMOOOOOSSSSSS!!!!!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s